Omán A. Nevárez
Fiesta popular para unos y caos vial para otros, significó el desfile por el 97 aniversario de la Revolución Mexicana realizado este mediodía por las principales calles de Saltillo.
Desde antes de que iniciara el evento, realizado en día laboral, se hicieron cortes de circulación en diferentes calles para dejar libre el bulevar Francisco Coss, lo que provocó aglomeraciones en Presidente Cárdenas.

En la conmemoración centenares de jóvenes y adultos mostraron sus aptitudes deportivas, mientras que las autoridades observaban desde el balcón de la alcaldía.

A sólo unos metros, en Presidente Cárdenas, decenas de automovilistas sufrían por llegara sus destinos, debido a los cortes de circulación realizados por Tránsito Municipal.

En el acceso lateral al Palacio Municipal, un puñado mujeres redactaban cartas para entregárselas al gobernador, Humberto Moreira, solicitando apoyos económicos para el pago de créditos comerciales, servicios y becas escolares, entre otras.

Más de dos horas después el desfile concluyó y de inmediato una cuadrilla de barrenderos apareció como último contingente.

En las puertas de la alcaldía decenas de empleados esperaban que les abrieran las puertas para reintegrarse a sus ocupaciones, ya que el inmueble permaneció cerrado durante todo el evento.