Johannesburgo, Sudáfrica.- La FIFA prestará particular atención a los partidos del Mundial en los que existan más posibilidad de prestarse a un arreglo del resultado.
Marco Villiger, el director de asuntos jurídicos de la FIFA, señaló que los partidos correspondientes a la última fecha de la fase de grupos son los que tienen el más riesgo de ser amañados, especialmente aquellos que involucran equipos que ya están clasificados o ya han sido eliminados.

Villiger dijo que el Mundial ha sido ``limpio y cristalino`` hasta ahora, sin detectar sospechas sobre influencia de apostadores.

Ningún jugador, árbitro ni dirigente de los equipos ha llamado todavía a una línea telefónica instalada especialmente para denunciar si alguien ha ofrecido arreglar un partido.

La FIFA considera el arreglo de partidos por parte de las mafias de apuestas como la más grande amenaza para la integridad del fútbol. Monitorea los patrones mundiales en las apuestas y cuenta con una red de informantes.