Washington, EU.- Ford anunció hoy que en lo que queda de año reducirá su producción de camionetas en Norteamérica ante la caída de la demanda de SUV y "pickup", a la vez que aumentará la producción de autos y "cruzados" CUV.
Ford dijo que en los tres últimos trimestres de 2008 producirá entre 1.790.000 y 1.860.000 vehículos, entre un 10 y un 15 por ciento menos que en el 2007.

La empresa automotriz dijo que a la vez que reducirá la producción de los vehículos más grandes aumentará la de los modelos de mayores ventas, como los Ford Focus, Fusion, Edge y Escape, los Mercury Milan y Mariner y los Lincoln MKZ y MKX.

El presidente de Ford para el continente americano, Mark Fields, dijo que "la rápida subida de los precios de las materias primas, particularmente acero, y los elevados precios de la gasolina que están acelerando la desconexión de los consumidores con las grandes camionetas y SUV están teniendo un enorme impacto" en sus ventas.

Pero el consejero delegado de Ford, Alan Mulally, añadió que a pesar del impacto de la caída de la demanda en Estados Unidos la compañía mantiene su previsión de salir de los números rojos en el 2009.

"En el conjunto de la compañía esperamos cubrir gastos en el 2009, con el mantenimiento de los fuertes resultados en Europa y Suramérica", afirmó Mulally.

La firma automovilística señaló que calcula que en el 2008 se venderán en Estados Unidos entre 15 y 15,4 millones de vehículos nuevos y que las tres marcas que componen el núcleo de Ford (Ford, Mercury y Lincoln) acapararán un 14 por ciento del mercado.

El consejo de administración de Ford también dijo que se mantendrá neutral sobre la oferta del empresario Kirk Kerkorian para la compra de 20 millones de acciones de Ford a un precio unitario de 8,5 dólares.