El fotógrafo Antonello Zappadu aseguró que las cerca de 5.000 fotografías que tomó desde 2007 a las fiestas privadas del primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, se encuentran en Colombia, dijo en una entrevista con medios locales.
Bogotá.- Zappadu afirmó que los tres DVD de alta definición en los que almacenó las imágenes están guardados en una caja de seguridad de la agencia Eco Prensa, creada por él y varios fotógrafos colombianos.

"Las 5.000 fotos están seguras en Colombia. La agencia Eco Prensa, que es la que tiene los derechos, puede hacer todo lo que quiera con esas imágenes en territorio colombiano. Sin embargo, yo les pedí no vender nada por ahora (...) ¡Con mis fotos, Eco Prensa tiene una bomba!", declaro al diario "El Espectador" Zappadu.

Zappadu, quien está casado con una colombiana oriunda de la ciudad de Cali, con quien tiene dos hijos, recordó que las fotografías tomadas a Berlusconi fueron bloqueadas por la Fiscalía de Italia, pero argumentó que algunas de las imágenes hechas en sitios públicos como el aeropuerto de Costa Esmeralda "son libres" y por ello podría publicarlas.

"Las bloquearon sin verlas. Desconocen su contenido. Según estableció el Garante de la Intimidad, las fotos tomadas en el aeropuerto de Costa Esmeralda y en la aldea Capri no violan la intimidad de nadie y por eso son libres", declaró el fotógrafo, quien la próxima semana llegará a Colombia.

El reportero gráfico aseguró que teme más a Berlusconi que a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) porque con el primer ministro italiano "siempre tiene que estar escondido".

"Tiene un aparato de más o menos 180 hombres armados que vigilan las colinas alrededor de Villa Certosa, siempre andan con fusiles de precisión y binóculos. ¿Quién me asegura que no me pueden confundir con un francotirador y terminan disparándome? ¡Nos estamos volviendo peor que Burundi!", manifestó.

Señaló que la vida le cambió desde que publicó las fotos e indicó que con las imágenes no se hizo rico y sólo consiguió que lo despidieran del periódico para el que trabajaba.

"Yo trabajaba como reportero gráfico para 'Il Giornale di Sardegna'. Hace un tiempo este periódico fue comprado por E-Polis, un grupo de medios italiano. Ellos me acusaron de no respetar las reglas del trabajo porque, según dicen, yo tenía el deber de entregarles las fotos", precisó.

Entre 2007 y 2009 Zappadu tomó cientos de imágenes de fiestas de Berlusconi en su suntuosa mansión de Villa Certosa, en las que aparecen jovencitas semi desnudas y quedan al descubierto algunos excesos del político con bienes estatales.

Zappadu asegura que el material hace parte de una investigación periodística; sin embargo, Berlusconi ha indicado que las fotografías tuvieron un interés político.