El gobierno de Estados Unidos relativizó hoy declaraciones del vicepresidente Joe Biden, según las cuales Washington no interferiría ante un eventual ataque israelí a Irán.
"Ciertamente yo no querría dar luz verde a ningún tipo de acción militar", dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, en Washington. De todas formas, remarcó que Israel es un Estado soberano y Estados Unidos no puede dictar lo que éste debe hacer.

Hoy, el gobierno israelí se negó a hacer declaraciones sobre las afirmaciones de Biden. Acerca de las especulaciones israelíes sobre que con estas declaraciones Biden ha dado luz verde a un ataque a Irán, Mark Regev, portavoz del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó: "No quiero dar ningún tipo de interpretación".

En una entrevista con el canal estadounidense ABC, Biden dijo el fin de semana que Estados Unidos "no podía dictar a otra nación soberana qué debe hacer y qué no debe hacer". Israel -continuó- como nación soberana, puede determinar qué responde a sus intereses y qué hacer con respecto a Irán y los otros países.

El diario "Israel Hayom" señala hoy remitiéndose a un representante del gobierno en Jerusalén que no identifica, que existen "acuerdos secretos con el gobierno de Estados Unidos sobre las opciones que Israel tiene en el tema de Irán".

Considera asimismo que las declaraciones son un indicio de que el gobierno de Estados Unidos está perdiendo la paciencia en vista de las evasivas iraníes para un diálogo, así como de las pruebas con misiles llevadas a cabo.

"Las palabras de Biden en este momento deben dar a entender a los iraníes que el gobierno de Estados Unidos está harto y no quiere seguir esperando por siempre".

En tanto, el diario israelí "Haaretz" señala que, en vista de los disturbios en Irán, Israel ha transmitido al gobierno de Washington duras advertencias sobre que ya hay que estar preparados para que el diálogo fracase.

En ese contexto, Israel ha exigido un plan alternativo que contenga un paquete de sanciones contra Irán, apunta el diario.