El volante del Deportivo La Coruña está totalmente recuperado del golpe que recibió en un encuentro amistoso ante el Vitoria Guimaraes y estará en el duelo eliminatorio del miércoles ante EU
El volante Andrés Guardado se declaró recuperado de un golpe en la rodilla y afirmó que estará en condiciones de jugar el miércoles cuando México reciba a Estados Unidos por las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF.

Guardado, quien juega para el Deportivo de La Coruña, sufrió un golpe en la rodilla el viernes en un amistoso contra el Vitoria Guimaraes portugués y tuvo que abandonar el terreno a los 37 minutos, lo que encendió las campanas de alerta en México.

''Fue un golpe en el partido con el Depor. Salí por precaución, no porque no pudiera seguir. Era un amistoso y no era necesario seguir'', dijo Guardado el lunes en rueda de prensa.

Titular indiscutible en la media cancha del equipo mexicano desde el mundial Alemania 2006, Guardado comentó que el triunfo en la Copa de Oro ante Estados Unidos ha servido mucho para aliviar la presión que se vivía en el equipo por el pobre desempeño en las eliminatorias, donde México figura entre seis países que buscan tres boletos para Sudáfrica 2010.

''Había mucha presión alrededor de la selección, con muchas críticas, pero con el buen resultado de Copa de Oro, ahora el ambiente es otro en el grupo'', resaltó Guardado. ''Hay mucho optimismo, alegría y se trabaja diferente. Eso ayuda para estos juego tan importantes''.