La historiadora española Pilar Parcerisas, autora de la obra "Duchamp en España", y descubridora de los dibujos, explicó, en una entrevista con Efe la relación entre ambos artistas.
Barcelona, España.- Los trabajos de investigación para la elaboración de un libro sobre el tiempo que pasó en España el artista francés Marcel Duchamp han sacado a la luz dos dibujos inéditos del pintor español Salvador Dalí.

La historiadora española Pilar Parcerisas, autora de la obra "Duchamp en España", y descubridora de los dibujos, explicó, en una entrevista con Efe la relación entre ambos artistas.

"Dalí y Duchamp tenían la misma posición crítica ante la historia del arte, aunque luego la resolvían por caminos formalmente distintos, pero ambos compartían el gusto por la pintura preburguesa, por el Renacimiento", señaló.

Desde la presentación en Barcelona de "Nu descendant un escalier", en 1912, hasta su último proyecto de chimenea anaglifa pocos meses antes de su muerte, en 1968, Duchamp mantuvo una especial relación con Cadaqués, lugar de nacimiento de Dalí.

En uno de los pasajes el libro, Parcerisas recoge el viaje que Duchamp hizo en 1933 junto a Mary Reynolds a dicha localidad del mediterráneo español, donde Dalí hizo una especie de crónica de la visita incluida en el cuaderno "Je mange Gala", en la que la autora ha localizado los dos dibujos inéditos.

"Uno de esos dibujos corresponde a una escena erótica, sugerida por una especie de celos por Duchamp y Gala, y ahí, sostiene la historiadora del arte, comienza, de alguna forma, esa tendencia de Dalí hacia la belleza comestible, a 'comerse el objeto del deseo'".

La influencia de Duchamp en Dalí queda plasmada en obras dalinianas como "Cisnes que se reflejan como elefantes" (1937), donde en unas rocas el artista español pinta a Duchamp de pie orinando, "como homenaje a su 'Fuente' -el famoso urinario-, o en "La Apoteosis del dólar" (1965), en la que lo pinta disfrazado de Luis XIV".

Por su parte, Dalí fue el culpable de que Duchamp pasara los últimos diez veranos de su vida (1958-68) en Cadaqués.

Durante su estancia en la localidad mediterránea, el francés diseñó dos chimeneas, de las que sólo se conserva una.

Existen pocas fotos de Duchamp en Cadaqués, porque "todos pensaban que el famoso era Dalí" y, de hecho, la primera exposición dedicada al artista francés no tuvo lugar hasta 1979 en la galería Bombelli de la localidad, y la siguiente, en 1983, en la Fundación Miró de Barcelona.