Foto: Archivo
La Jornada
"Injustificado", dar permisos para sembrar transgénicosLa organización sostuvo que Monsanto, Pionner, DuPont y Dow AgroSciences contaminarán las razas y variedades nativas y criollas del maíz, las cuales son un reservorio genético del planeta.La Jornada
México.- Es mentira que los cultivos genéticamente modificados tengan mayores rendimientos que los convencionales, pues requieren de una mayor aplicación de agroquímicos y tienen costos de producción más elevados, así que es injustificado que se otorguen permisos de siembra comercial, asentó la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas (Unorca) en un escrito que entregó en la residencia oficial de Los Pinos.

Destacó que el tema de la siembra piloto, experimental y posiblemente comercial de maíz transgénico es de gran relevancia para el país y el mundo, ya que se trata de un cereal de gran importancia para la alimentación de la humanidad. Los integrantes de Unorca, representados por Olegario Carrillo Meza, solicitaron al presidente Enrique Peña Nieto gire instrucciones a los secretarios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, para que prohíban definitivamente todo tipo de cultivo de maíz transgénico en el territorio nacional y declare a México libre de ese tipo de cultivo.



Pide la Unorca en Los Pinos prohibir cultivo de transgénicos

La organización sostuvo que las peticiones de siembra de Monsanto, Pionner, DuPont y Dow AgroSciences -que en su conjunto abarcan más de un millón de hectáreas en Sinaloa y Tamaulipas- contaminarán las razas y variedades nativas y criollas del maíz, las cuales son un reservorio genético del planeta.

Puntualizó que de acuerdo con los registros que durante 13 años han llevado en Estados Unidos y Canadá sobre los resultados de los cultivos transgénicos, se ha comprobado que no tienen mayores rendimientos comparados con los cultivos convencionales y, en cambio, son "una trampa para que los agricultores se endeuden y un peligro para la salud humana".

La organización también dirigió un escrito similar a los titulares de Semarnat y Sagarpa en el que insiste en que no deben desdeñar los riesgos que los cultivos transgénicos pueden causar a la salud humana.

Agregó que también pidió a los legisladores que deroguen la Ley de Producción, Certificación y Comercio de Semillas y la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados, mediante la cual se abrió la puerta a ese tipo de cultivos.