El Universal
Señalan que en número de mujeres involucradas en narcotráfico y la delincuencia organizada aumenta por la crisis económica y la perdida de empleo.
Existe el riesgo de que por la crisis económica y la perdida de empleo las mujeres se enrolen en actividades ilícitas, alertó el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres). Liliana Rojero Luévano, secretaria ejecutiva de Inmujeres, señaló que independientemente de la crisis económica global, las mujeres tienen que hacer un ejercicio de reflexión personal ya que aunque sea "atractivo y aspiracional", finalmente se involucran con organizaciones delictivas que pueden "mermar su vida".

En entrevista, al término de la ceremonia con motivo del Día Internacional de la Mujer en el Centro de Información de las Naciones Unidas, reconoció que ha aumentado el número de mujeres narcomenudistas e incluso cuando son detenidas con sus parejas "se echan la culpa".

"El hombre sale en tres meses y a ella le echan 10 años", expresó. Por ello, Inmujeres lanzará una campaña informativa en el verano para alertar a las mujeres de los riesgos de involucrarse en el narcotráfico y la delincuencia organizada.

-- ¿La crisis las empujaría (a las mujeres) a actividades ilícitas?

-- Sí, pero finalmente son empleos ilícitos sin seguridad social que sigue marginando a las mujeres y sigue poniendo en un contexto de vulnerabilidad y de violencia extrema en el que las mujeres no deben de participar.

En la ceremonia de conmemoración, que lleva el lema hasta 2015 "Hombres y mujeres unidos para poner fin a la violencia contras las mujeres y las niñas", Magdy Martínez-Solimán, coordinador residente de las Naciones Unidas en México, advirtió que es posible que las mujeres pierdan sus empleos por la crisis económica o se precaricen.

Incluso que se recrudezca el maltrato infantil, en especial con las niñas.

Martínez-Solimán dijo que la violencia contra las mujeres y niñas es fruto de la "barbarie y atraso".

Citando datos de la ONU, dijo que en el mundo, 1 de cada tres mujeres es víctima de violencia física, sexual o sufre algún tipo de abuso y 1 de cada 5 vive una violación o un intento en algún momento de su vida. Alertó que las mujeres en mayor riesgo de vulnerabilidad son las migrantes, refugiadas e indígenas.

"Hay mayor riesgo entre mujeres pobres", dijo.

Teresa Rodríguez, directora regional de UNIFEM, señaló que existe una relación importante entre la violencia contra las mujeres y el riesgo de contraer el virus del VIH o el sida.

Este sector representa 50% del total de los afectados y en América Latina afecta a dos millones de personas, expandiéndose especialmente entre los jóvenes y mujeres.