Notimex
Sostuvo que la inversión en infraestructura significa empleo, una economía mejor y progreso para México, particularmente ahora que hay una crisis económica internacional que quebró prácticamente al sistema bancario y financiero en Estados Unidos.
Río Verde, San Luis Potosí.- El presidente Felipe Calderón destacó aquí los beneficios de invertir en infraestructura, ante los efectos de la crisis financiera internacional que nos ha impactado porque estamos muy cerca "del epicentro de este terremoto".

Sostuvo que la inversión en infraestructura significa empleo, una economía mejor y progreso para México, particularmente ahora que hay una crisis económica internacional que quebró prácticamente al sistema bancario y financiero en Estados Unidos.

En la actualidad, destacó, en México se está inviertiendo más del doble o casi el triple en materia de infraestructura de lo que se hacía en los 10 años anteriores, porque, insistió, representa empleo, precisamente ahora que estamos "cerca del ojo del huracán" que evidentemente nos impacta a todos los mexicanos.

Calderón Hinojosa señaló que lejos de quedarnos cruzados de brazos o sentados a lamentarnos nuestra mala suerte, lo que se hace en México, con el gobierno federal por delante es trabajar duro, codo con codo, a brazo partido para salir adelante.

El titular del Ejecutivo federal encabezó aquí el evento denominado 310 millones de pesos invertidos en más infraestructura carretera para vivir mejor en San Luis Potosí, en el cual destacó que en este año habrá recursos para este rubro sin precedentes.

La clave para un país, una empresa o una persona, subrayó, no es detenerse y preocuparse por lo grave que pueda ser el entorno o la adversidad, sino ocuparse por resolver los problemas y reducir los impactos de la crisis.

Tenemos problemas, sí, pero también tenemos un pueblo y un gobierno decididos a enfrentarlos y a superarlos, estableció el mandatario, al tiempo de invitar a seguir adelante con determinación para que cada quien haga lo que le corresponde.

Dijo que tanto el ama de casa como el padre de familia, el jornalero, el productor y cada trabajador deben afanarse en lo que les corresponde, e incluso hizo un llamado para que los estudiantes sean las semillas de un México más ávido, mejor preparado, más entrenado y conocedor.

Con esta actitud, afirmó, los mexicanos pueden hacer que nuestro gran país compita "de tu a tu" con otras economías del mundo, no sólo por los recursos naturales ni por su posición estratégica, sino por la calidad de la gente.

Convocó a que cada quien haga su parte "porque el gobierno federal hará también su parte y sacaremos adelante a nuestra querida nación".