LA JORNADA
Viena, Austria.- La escritora austriaca Elfriede Jelinek terminó su nueva novela, Neid (Envidia) y la colocó en Internet, comunicó hoy una portavoz de la Editorial Rowohlt.
Esta obra de la Premio Nobel de Literatura sólo se podrá leer on line y nunca se publicará como libro, agregó.

Previamente, Jelinek anunció que su llamada "novela privada" también puede desaparecer de la red en cualquier momento. Hasta entonces, cualquiera puede leer el texto de manera gratuita, aunque no puede citarlo, como dispuso.

La narradora, a quien no gusta mostrarse en público, publica desde hace años textos en su página web www.elfriedejelinek.com, cuyos derechos de autor están protegidos.

En ellos comenta temas actuales, como el caso de incesto en Amstetten. En ese texto, Jelinek hace referencia a las fantasías de omnipotencia masculinas, habla sobre cómo se hace oídos sordos a ciertos temas y sobre la necesidad de armonía de los austriacos.

Su nueva novela, Envidia, sigue la tradición de sus libros sobre pecados capitales tras Deseo y Avaricia. La protagonista del libro, de unas 900 páginas, es una violinista mayor abandonada por su marido, que vive en un pueblo desolado.

Los temas del libro van desde la destrucción de la naturaleza hasta la política pasando por el desconsuelo de los pueblos del interior de Austria. "Son temas esenciales de Elfriede Jelinek", dijo la crítica Daniela Strigl a la cadena Ö1.

Moralista despiadada

Jelinek nació hace 61 años en Estiria. Una y otra vez fue considerada "escandalosa". Sobre todo en su país natal, Austria; provocó con novelas y textos teatrales por su lenguaje drástico y obsceno y por sus temas, como la explotación sexual de la mujer.

Se hizo conocida como "moralista despiadada". Lujuria se convirtió en bestseller. En 2004, Jelinek recibió el Premio Nobel de Literatura. Vive muy aislada y apenas concede entrevistas.