"Los Angeles Times" señala que al menos cinco médicos que prescribieron medicinas al cantante están siendo investigados. "Todas las informaciones están bajo secreto de sumario, pero (las órdenes de registro) existen", cita el periódico al portavoz policial Alan Parachini
Los Angeles.- La policía de Los Angeles ha emitido al menos tres órdenes de registro para establecer si los medicamentos provocaron la muerte de Michael Jackson y en ese caso, cuáles, informan hoy los medios estadounidenses.

Por su parte, el servicio de noticias online tmz.com habló con el abogado del médico personal de Jackson, Conrad Murray. El letrado afirma que el doctor, que intentó reanimar al músico poco antes de su muerte, niega haberle suministrado ese día los analgésicos OxyContin y Demerol.

Sin embargo, no dijo nada acerca del potente narcótico Diprivan. Su abogado, Edward Chernoff, señaló a tmz.com que no tiene "ningún dato acerca de si el médico prescribió o inyectó Diprivan".

La policía de Los Angeles encontró según los medios varios frascos de esa substancia en la casa alquilada por Jackson en el barrio de lujo de Bel Air. El medicamento sólo puede ser suministrado en hospitales.

Jackson murió de un ataque cardíaco cuya causa aún tiene que ser aclarada por análisis. Se espera que los resultados toxitológicos estén a fines de julio.