Lilian Hernández (Excélsior)
El titular de la SEP defiende las telenovelas, asegura que son un instrumento poderoso para combatir el rezago educativo
CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, aseguró que las telenovelas, como las que produce Juan Osorio, son un instrumento poderoso para combatir el rezago educativo.

Durante la Entrega de Reconocimientos al Compromiso con el Futuro de México 2011, el titular de la SEP agradeció al productor de estas historias televisivas por ser un impulsor de la educación, al motivar a millones de televidentes a cursar la primaria o secundaria.

"Juan Osorio dentro de sus novelas promueve el INEA; qué instrumento más poderoso que ése. No sé cuantos valores podríamos estar promoviendo a través de las telenovelas que millones de personas ven, pero estoy seguro que Juan nos ayuda, y eso es valiosísimo", dijo Lujambio.

Luego de hacer entrega de reconocimientos a representantes de diferentes medios de comunicación, así como de organizaciones civiles por difundir la labor del Instituto Nacional de Educación para los Adultos, el secretario de Educación Pública consideró que los programas de televisión pueden servir para disminuir el analfabetismo, siempre y cuando sean bien encauzados.

"Yo he dicho muchas veces en privado, y hoy lo digo en público: que la televisión, que muchas veces se le llama caja tonta, puede ser la caja más lista, el instrumento más poderoso para la educación de millones de personas", apuntó.

Al respecto, la senadora panista Teresa Ortuño Gurza trató de matizar la declaración de Lujambio, y dijo que el titular de la SEP se refirió a que estos dramas en televisión pueden contribuir a disminuir el rezago educativo en México, ya que los ven millones de mexicanos que viven en la pobreza.

"Pueden serlo, de hecho algunas telenovelas en los años 70, las de Miguel Sabido, dieron un despegue enorme al INEA, eran tramas específicamente diseñadas para que la gente se inscribiera en el INEA, estaban impulsadas para que más mamás regresarán a las escuelas por este mecanismo", comentó la presidenta de la Comisión de Educación en el Senado.

En esto coincidió el mismo productor de Una Familia con Suerte, porque las telenovelas no sólo deben divertir, sino también deben generar conciencia entre los espectadores, por ejemplo de la lectura.

Entrevistado después de recibir su reconocimiento, que el INEA le otorga por segundo año consecutivo, Osorio dijo que las telenovelas tienen que llevar un mensaje productivo para la sociedad.

Ejemplo de ello, es la historia del personaje principal de su telenovela Una Familia con Suerte, ya que se trata de "un hombre que de la nada ha llegado a crecer y a través de estarse preparando supera obstáculos", comentó el también productor de Mi Pecado.

Al ser cuestionado respecto a si las telenovelas son un instrumento poderoso para combatir el analfabetismo, respondió con un "por supuesto", porque la televisión no es "la caja idiota", y "el secretario lo dijo claramente".

Todo depende, añadió,de cómo se utilice, porque "la caja idiota se puede convertir en una herramienta muy importante para ayudar a la gente que no tiene acceso y que sí se puede educar", apuntó mientras personal de la SEP esperaba tomarse una foto con el productor.