Ciudad de México.- La Secretaría de Relaciones Exteriores de México informó hoy que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y su esposa Carla Bruni estuvieron en un balneario mexicano de las costas al océano Pacífico por una atención de empresarios mexicanos.
"En el marco de la visita de Estado que realizó a México el Presidente Nicolas Sarkozy, a invitación del Presidente Calderón, un grupo de empresarios mexicanos puso a disposición del presidente Sarkozy un lugar en la costa del estado de Jalisco (occidente de México), para su estancia durante el fin de semana previo a sus actividades oficiales", señala el comunicado oficial.

El texto de la cancillería mexicana carece de una explicación de la razón por la que difunde, aunque sólo lo insinúa, que Sarkozy y Bruni no pagaron por el caro lugar donde se alojaron desde el viernes por la noche hasta el domingo al mediodía cuando llegaron a la Ciudad de México.

Al regreso a Francia de Sarkozy, varios medios de esa nación criticaron duramente su estancia en un alojamiento que por noche cuesta varios miles de dólares, según se ha señalado sin precisar el verdadero precio.

También se preguntaron quién financió esa vacación y además criticaron que aceptara una invitación del controvertido magnate Roberto Hernández Ramírez, quien estuvo bajo sospecha de tráfico de drogas en los años noventa y quien hasta ahora es miembro del consejo de administración del banco estadounidense Citigroup y dueño de una cadena de mansiones de turismo.

Sarkozy realizó una visita oficial a México el pasado lunes y luego regresó a Francia.