El presidente George W. Bush dijo que si el Congreso no permite la perforación en el mar para incrementar las reservas de crudo e intentar reducir los precios de la gasolina, los legisladores no deben esperar que los electores voten por ellos en noviembre.
Washington.- En su discurso por radio del sábado, Bush dijo que los expertos afirman que la plataforma continental en su parte más alejada podría generar el equivalente a 10 años de la producción petrolera estadounidense.

Sin embargo, aunque los históricos precios del crudo han hecho aumentar el interés en incrementar la producción de energía en el país, los expertos también han dicho que el retirar la prohibición a la explotación en esa zona, impuesta por determinación del Congreso, no produciría más combustible durante un plazo de cinco o siete años.

Bush acusó a los líderes demócratas en el Congreso de ignorar las exigencias de la población para obtener un alivio ante los altos precios de la energía.

``Esta es su última oportunidad para actuar antes de las elecciones de noviembre. Si los miembros del Congreso no apoyan al pueblo estadounidense en las gasolineras, entonces no deben esperar que los estadounidenses los apoyen a ellos en las casillas``, dijo.

El Congreso inició su receso de agosto sin un acuerdo sobre la forma en que se debe contemplar un aumento en la producción nacional de crudo y gas en un amplio proyecto de ley sobre energía.

Los legisladores regresan a trabajar el lunes para iniciar un período de sesiones de tres semanas, antes de retirarse nuevamente con el fin de participar en la campaña previa a las elecciones de noviembre.

En lo que va del año el Congreso no ha podido alcanzar un consenso en torno un plan energético, principalmente ante la falta de interés de los demócratas por abrir los límites de la plataforma continental a la explotación.