El Universal
Marcela Suazo, directora regional para AL y El Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas, señala que las mujeres más desprotegidas en los países pobres figuran entre quienes más padecen las consecuencias del fenómeno, aún cuando son quienes menos han contribuido a ese cambio
El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), llamó a unir esfuerzos para formar una nueva definición de progreso y tener un desarrollo más equitativo para frenar el cambio climático que debido a las altas temperaturas que ocasiona, provocará que en el 2100 suban el nivel del mar de uno a dos metros, lo que derivará en que 130 millones de personas en el mundo sean desplazadas.

Marcela Suazo, directora regional para América Latina y El Caribe del UNFPA, fue la encargada de presentar en México el informe del Estado de la Población Mundial 2009, en el cual, dijo, se destaca que en la región, en los últimos 30 años, se han perdido más del 40% de los recursos forestales, además de que 300 mil hectáreas de tierra se han degradado y el 40% de la población vive en zonas donde está apenas el 10% de recursos hídricos.

Durante una conferencia de prensa donde estuvieron, entre otros, el subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, Fernando Tudela y Mónica Orozco, directora general de Evaluación y Desarrollo Estadístico del Instituto Nacional de las Mujeres, Suazo dijo que es el momento de ver el rostro humano del cambio climático y tener soluciones.

Resaltó que las mujeres más desprotegidas en los países más pobres figuran entre quienes más padecen las consecuencias del cambio climático, aun cuando son quienes menos han contribuido a ese cambio.

Además, continuó, los pobres son especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático y la mayoría de los mil 500 millones de personas que viven con menos de un dólar diario son mujeres.

Suazo mencionó que en el informe referido se señalan a la atención de las poblaciones residentes en zonas costeras de baja altitud, que son vulnerables al cambio climático y señaló que existe un exhorto de Naciones Unidas a los gobiernos a planificar para fortalecer la reducción de riesgo de desastres, la preparación al respecto y la conducción de situaciones de desastre, que en los últimos años son más comunes cuando antes eran ocasionales.

El subsecretario Tudela planteó que ante el cambio climático es necesario un ambicioso acuerdo político y que se establezcan compromisos, como reducir la amisión de gases efecto invernadero a un 50% a mediados de este siglo.

Marcela Suazo resaltó en este contexto la necesidad de comprometerse para beneficiar a las 3 mil 400 millones de mujeres en el mundo para empoderarlas, resaltar su liderazgo, proporcionarles información y auxiliarlas para que enfrenten el cambio climático.