El Universal
El manager de los Yanquis, Joe Girardi, dijo que Aceves fue llamado para proveer al equipo de fuerza en el bullpen, a un equipo que se encuentra desesperado y en una posición bastante incómoda en pos de alcanzar los obligatorios playoffs. Aceves podría incluso jugar como abridor.
Nueva York, EU.- Cuando Alfredo Aceves caminó junto a la línea azul del clubhouse de los Yanquis por primera vez, el recién promovido lanzador derecho ya tenía una idea de lo que esperaba ver en su casillero del Yankee Stadium a la hora del juego.

Así que, cuando Aceves fue promovido del equipo Triple-A de los Yanquis, Scranton/Wilkes-Barre, para añadir un brazo fresco a su staff de lanzadores, se le ofreció un número en el uniforme más habitual, pero él pidió sin embargo, convertirse en el primer jugador en la historia del club en usar el 91 en la espalda.

"Cuando estaba en la preparatoria, solía ver los juegos de basquetbol y los Toros de Chicago en especial", dijo Aceves. "Dennis Rodman era uno de los mejores jugadores de esa época. La manera en la que jugaba, que hacía que los demás jugadores se molestaban. Eso me gustaba, cuando se sentían frustrados".

Aceves, de 25 años, ya le ha dado problemas a los bateadores en lo que va de esta temporada. Traído de la Liga Mexicana de Beisbol en febrero, Aceves ha ascendido en el sistema de sucursales de los Yanquis, al abrir el año en Clase A con Tampa de la liga estatal de Florida.

"Es asombroso", comentó Aceves. "Mi meta era venir a los Estados Unidos y lo hice. Después de eso, ya estaba jugando y no sabía dónde iba a terminar pero estoy aquí y eso me hace sentir muy bien".

El sonorense tenía un registro de 2-3 con una efectividad de 4.12 en 10 juegos, ocho de ellos aperturas, con el Scranton/Wilkes-Barre, concediendo 13 pasaportes, abanicando a 42 y permitiendo 42 hits en 43 innings y dos tercios. Cuando el teléfono de la habitación de hotel de Aceves empezó a sonar el pasado miércoles con la novedad de que iba a ser promovido.

El manager de los Yanquis, Joe Girardi, dijo que Aceves fue llamado para proveer al equipo de fuerza en el bullpen, a un equipo que se encuentra desesperado y en una posición bastante incómoda en pos de alcanzar los obligatorios playoffs. Aceves podría incluso jugar como abridor.

El periódico The New York Post, informó ayer que el derecho Carl Pavano, quien estaba agendado para abrir este día ante los Azulejos de Toronto, fue colocado en la lista de jugadores disponibles (waivers) y está en esa condición para el equipo que desee obtenerlo.

Girardi dijo que ubicar a Aceves dentro de la rotación, no estaba en las intenciones del equipo al promoverlo a las Mayores.

"Él ha lanzado muy bien", comentó Girardi. "Tiene buenos lanzamientos y un buen dominio de sus pitcheos rompientes. Ha avanzado considerablemente rápido en las sucursales del equipo y la gente lo tiene con altas expectativas".

El uniforme de Aceves será el número más alto en la historia de la franqucia, después de que Charlie Keller usara el 99 en la temporada 1952. Pero los Yanquis están más interesados en la forma en que mezcla sus pitcheos.