Redacción
Por segunda ocasión en una semana, la golfista número uno del mundo Lorena Ochoa regresó a Monterrey para participar en un torneo privado hoy mismo por la mañana en el club de golf Las Misiones.
Con el temple que la caracteriza, la tapatía platicó con los medios de comunicación locales para presentar el torneo Selther Open 07 que organiza la marca patrocinadora, y al mismo tiempo expresó acerca de lo vivido hace unos días en la ciudad .

"Después de lo que viví la semana pasada, la manera en que me dieron la bienvenida, me abrieron la puerta, no tengo nada más que decir cosas buenas de ustedes de acá, de los regios", manifestó la mejor golfista de la LPGA.

Contenta por sus logros obtenidos, recientemente el del Safeway Classic en Portland, Oregon, la de Jalisco dijo que buscará cerrar el año con más triunfos, metas y récords que la mantengan en el primer lugar que ahora posee.


"Lo que me queda de la temporada 2007 me encantaría romper récords, seguir ganando torneos, romper el récord de torneos consecutivos y hacer un 2007 histórico.

"Gracias a Dios nos ha ido muy bien, se nos cumplieron las metas que nos trazamos a principio de año pero realmente siento que nos quedan muchas cosas más por hacer", expresó Lorena Ochoa.

Al finalizar la charla con la prensa y acompañada por su hermano y representante, Alejandro Ochoa, Lorena se entrevistó con un grupo de jóvenes de la asociación "PazEs", los cuales la comprometieron a difundir la paz firmando un documento que los jóvenes le entregaron.

Lorena Ochoa arrancará a las 8:00 horas en el Hoyo 3 el torneo Selther Open 07 en el club de golf Las Misiones, el cual será de carácter privado y de admisión reservada para la marca patrocinadora.

Da lecciones a amateurs

A diferencia de la anterior visita de Ochoa a Monterrey, esta vez sí la acompañó su coach Rafael Alarcón, quien compartió ayer por la mañana algunos de los secretos del golf con aficionados en el campo del Club Las Misiones.

Alarcón, ex jugador de la PGA y entrenador de la golfista número uno del mundo, y la jugadora más dominante de la LPGA en el último año y medio, aconsejó y corrigió en sus movimientos a los participantes amateurs en la clínica particular.