Ricardo Blach, el capitan del atunero "Alakrana", liberado el pasado martes tras permanecer 47 días secuestrado por piratas somalíes, responde junto a su hija a las preguntas de los periodistas a su llegada esta mañana a Puerto Victoria, en Seychelles. Foto Vanguardia/EFE
Puerto Victoria, Somalia.- El capitán del "Alakrana", Ricardo Blach, declaró hoy que los piratas somalís que mantuvieron secuestrado el atunero vasco durante 47 días maltrataron a la tripulación y explicó que él llegó a temer por su vida.
"Nos han maltratado", dijo Blach a los periodistas que esperaban la llegada del barco en Puerto Victoria, a los que aseguró que a él le trataron aún peor que a los demás y que temió por su vida.

Los 36 tripulantes del "Alakrana", 16 de ellos españoles, que fueron liberados el martes, desembarcaron hoy en Puerto Victoria, donde se fundieron en abrazos con los familiares que les esperaban.

Junto a su hija Cristina, que viajó hasta las islas Seychelles para recibirle, Blach indicó que este momento constituía para él "un sueño" y mostró su esperanza de que a partir de ahora los pesqueros españoles faenen con más seguridad.

"Este ha sido mi último viaje", aseguró, al confesar que va a jubilarse.

El patrón concretó que durante los 47 días de cautiverio hubo un momento crítico, cuando los piratas comenzaron a ametrallar la zona de proa, al tiempo que estimó que las pérdidas por el secuestro han sido "cuantiosas".

Autoridades españolas del Ministerio de Defensa y Medioambiente, así como el embajador español en Etiopía, Antonio Sánchez-Benedito, han recibido al "Alakrana" y han subrayado que todos los tripulantes se encuentran en buen estado de salud y han eludido hablar sobre la cifra del rescate.

El pesquero, que entró en el puerto entre ruidos de sirenas de los barcos allí amarrados, llegó a las 07.30 hora local (04.30 hora española) a Puerto Victoria, escoltado por la fragatas de combate Méndez Núñez y Canarias.

Después de que la tripulación cumpla el correspondiente descanso, el avión de las Fuerzas Aéreas Españolas llevará a los 16 marineros españoles y sus parientes que han viajado a las islas Seychelles de regreso a España, donde tienen previsto aterrizar el sábado.

El atunero vasco llegó a Puerto Victoria después de navegar durante tres días desde la zona del secuestro, frente a la costa de Somalia, donde fue apresado por piratas somalís el pasado 2 de octubre.