El Universal
El mandatario federal recordó al general caído, Mauro Tello Quiñónez y aseguró que el combate a la delincuencia organizada no tomará semanas ni meses, "pues este mal tiene décadas incubándose"
Cancún, Quintana Roo.- La lucha contra la delincuencia organizada no es ni será fácil, ni tampoco tomará semanas o meses, sostuvo el presidente Felipe Calderón, quien de gira por esta entidad recordó al general del Ejército mexicano, Mauro Tello Quiñónez, quien fuera asesinado algunos meses atrás por delincuentes.

El mandatario federal entregó las instalaciones de un nuevo centro deportivo como parte del programa de Recuperación de Espacios Públicos, el cual forma parte de la estrategia preventiva contra las adicciones.

Acompañado por el gobernador Félix González Canto y del titular de la Sedesol, Ernesto Cordero, el mandatario federal aseguró que gracias a la acción de las fuerzas federales se ha logrado atemperar el registro de homicidios vinculados al narcotráfico en esta ciudad al igual que en Tijuana y Ciudad Juárez.

"A las pocas semanas después, con un a muy intensa labor del Ejército mexicano, los delincuentes, cobardes delincuentes, que acabaron con la vida del General Tello fueron aprehendidos y hoy están en prisión.

Con ello, me contaba el gobernador y el alcalde (Gregorio Sánchez Martínez) en nuestro tayecto, que incluso se ha visto una moderación, una atemperación en los temas de asesinatos violentos de ejecuciones en esta ciudad".

El mandatario reconoció que este es un tema "que puede volver, lo sé porque todavía esta pendiente la renovación integral de los cuerpos policíacos, de Cancún de Quintana Roo, en la cual es muy difícil dar por resuelta o ganada la batalla en materia de seguridad".

Calderón aseguró que se le ha dado un golpe fuerte a la criminalidad en Cancún mediante esta lucha contra el crimen organizado.

Esta lucha, dijo el Presidente, la estamos haciendo de manera contundente, fuerte, en todo el país, estamos avanzando aunque es un desafío mayor "que no se puede arreglar en el corto plazo, que no es fácil arreglarlo, que tiene décadas de estar ahí incubándose este mal y que no puede arreglarse en días semanas o meses, pero hemos tenido ya algunos resultados".

El mandatario federal señaló que sí se puede atacar a la delincuencia organizada y se tiene que seguir adelante, pero aclaró que no es suficiente con el combate frontal a las organizaciones delictivas, sino también con la prevención, por lo que invitó a los jóvenes a practicar deportes en sitios como el que hoy entregó y no caer en la esclavitud de las drogas.