Oriana, su personaje, es una mujer posesiva, prepotente y malvada que, según Seoane, tiene su lado humano que a lo largo de la trama sufrirá un cambio radical. Foto Archivo
Eva Díaz/Excélsior
México, D.F..- Tener a dos mujeres como Mariana Seoane y Ninel Conde en la misma telenovela puede generar mucha expectación y eso lo tiene claro Seoane, quien da vida a Oriana en Mar de amor.
"Contrapuntearnos es algo común, provoca cierto morbo. Lo interesante será que nos pongan juntas, en la misma escena, que tengamos réplica, que se vea la actuación de ambas y que el público decida", dijo Seoane.

"Aún no sé si se dará porque en los libretos ella desaparece un tiempo de la trama y regresa después. Pero la idea es que sí estemos en las mismas secuencias para darle al público lo que quiere. Ése será el momento esperado y me encanta la idea", adelantó.

Debido a cuestiones económicas, Seoane estuvo a punto de no participar en la producción de Natalie Lartilleux.

"Tenía que arreglarme con los ejecutivos de la empresa en cuestión de dinero. Son cosas que hay que hablar porque no tengo exclusividad y trabajo por proyecto, todo tiene que estar bien claro y por supuesto convenirme", dijo la actriz con toda honestidad.

Oriana, su personaje, es una mujer posesiva, prepotente y malvada que, según Seoane, tiene su lado humano que a lo largo de la trama sufrirá un cambio radical.

"No quiero que me encasillen en ese tipo de personajes. Empieza fuerte y es una mujer caprichosa que ha tenido todo en la vida. Es la consentida del papá y la figura materna no existió; es un personaje muy humano a pesar de que tiene matices de villana.

"Oriana me da la oportunidad de verme en otra faceta, aunque ya he tenido la oportunidad de protagonizar dos telenovelas (Amor gitano 1999; Rebeca 2003). Las villanas son más divertidas, la gente las recuerda, además como mala puedes besar a todos los galanes y sólo lloras hasta el final", agregó.

Para Mar de amor, que inicia hoy a las 19:00 horas, Seoane cambió de look: ahora es una rubia de ojos azules, situación que le ha complicado algunas escenas.

"Me preocupaba que los ojos se vieran falsos, pero al contrario se ven espectaculares. Son incómodos, de hecho llorar es difícil porque se me mueven (los lentes de contacto)", reveló la actriz.

Mariana Seoane está muy satisfecha de contar entre sus amistades con Juan Gabriel y confesó que ya es un hecho que tengan un proyecto discográfico juntos.

"Estamos muy entusiasmados con la idea, espero en Dios que se concrete el próximo año. La amistad con él no fue planeada, son de esas cosas que se dan en la vida, sentimos la misma química, fue cosa de magia y la verdad me siento súper afortunada de contar con él", expresó la actriz.

Sin embargo, la intérprete de Me equivoqué no se duerme en sus laureles y, además de la telenovela y sus presentaciones personales, ya prepara su próximo disco, con el que promete muchas sorpresas.

"Estoy preparando mi quinta producción. Me estoy dando un tiempo para grabarlo en Miami. Voy a darle un giro al género, es más pop, aunque claro que no dejo la cumbia.

"El productor es Rayito, quien ha estado con Ricky Martin, David Bisbal y Chayanne, es muy importante en la industria de la música y estamos haciendo un gran trabajo. El álbum saldrá en febrero porque el fin de año no es buena época para sacarlo", concluyó.