NOTIMEX
México, D.F. .- Un total de 221 mil 557 visitantes fueron testigos de la obra del cinematógrafo Gabriel Figueroa a través de una exposición que dio fe de la trayectoria del artista y de más de medio siglo de la cinematografía mexicana.
La muestra, misma que concluyó hace apenas unos días en el Museo del Palacio de Bellas Artes, se montó como celebración al centenario de nacimiento del considerado maestro del claroscuro.

En las más de 200 cintas que componen su filmografía, Figueroa dejó muestras de su dominio técnico, su cuidadoso manejo del encuadre y el claroscuro.

Así como su afinidad con la estética de otros destacados artistas plásticos y su capacidad para acompasarse con las transformaciones de un arte que era al mismo tiempo industria, espectáculo y medio de comunicación.

La mirada de Figueroa recorre más de medio siglo en la historia de la cinematografía mexicana y para conmemorar dicho suceso, las salas del Museo del Palacio de Bellas Artes ofrecieron una muestra con proyecciones videográficas, obras pictóricas y gráficas, fotografías, carteles y documentos.

Todos ellos procedentes de museos de México y el extranjero, del Museo Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y de colecciones particulares.

"Gabriel Figueroa. Cinefotógrafo" comprendió 18 núcleos temáticos que se comunicaron entre sí.

Mediante el uso de diversos recursos audiovisuales, la exposición documenta, contextualiza y reinterpreta la iconografía que Figueroa aportó a la cultura visual mexicana del siglo XX.

En ella se da cuenta de los intercambios y colaboraciones que vincularon al cinefotógrafo con otros creadores y otras miradas: los directores Sergei Eisenstein, Emilio Fernández, Roberto Gavaldón, John Huston o Luis Buñuel.

También con los pintores Diego Rivera y José Clemente Orozco, el grabador Leopoldo Méndez, los fotógrafos Luis Márquez y Manuel Alvarez Bravo, los escritores Mauricio Magdaleno, B. Traven y Juan Rulfo.