Bagdad.- Cinco soldados estadounidenses y dos traductores iraquíes murieron hoy en Irak en dos incidentes separados, informaron fuentes de seguridad.
Dos de los efectivos y un intérprete que trabajaba para ellos fueron ultimados a tiros, señaló a dpa un funcionario de la policía en Mosul, 400 kilómetros al norte de Bagdad, en condición de anonimato. El Ejército estadounidense no pudo aún confirmar las muertes.

Esta mañana, fuentes militares de Estados Unidos anunciaron la muerte de otros tres efectivos en una operación en la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad.

En Diyala se producen con frecuencias ataques y atentados perpetrados por insurgentes.

Las bajas estadounidense en Irak se elevan este mes a 15. Desde que comenzó la invasión en marzo de 2003, el Ejército norteamericano perdió 4.252 efectivos.