Redacción
Torreón, Coah.- Dos agentes de la Policía Ministerial fueron ejecutados esta madrugada al ser blanco de un comando armado que utilizó granadas y fusiles de asalto. Además, ocho personas fueron "levantadas".
El ataque ocurrió en las calles Jimulco y Gómez Palacio, de la colonia Nueva Laguna Sur, donde ocho personas, cuatro de ellas menores de edad, fueron plagiadas por los gatilleros.

En el enfrentamiento se utilizó al menos un artefacto explosivo que provocó la muerte de Mario Gallardo Palacios, de 43 años, con una década de servicio en la Policía Ministerial, y Manuel Francisco González Montoya, de 37, con tres años en la corporación.

La primera víctima presentó también tres impactos de bala y el segundo diez. Otros dos agentes estatales resultaron heridos en la refriega.

En la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), región Laguna I, se informó que los policías fueron agredidos cuando acudieron a auxiliar a una familia a la que presuntamente pretendían secuestrar.

Al llegar a una vivienda de dicha colonia fueron recibidos a balazos y con granadas, por lo que repelieron la agresión.

Los sujetos armados iban a bordo de dos automóviles que utilizaron para huir del lugar, pero momentos después regresaron acompañados de otros sujetos en cinco vehículos más.

Algunos testigos dijeron que la zona se convirtió en un campo de guerra.

A la 1:30 horas se recibió una llamada al C4 reportando que una familia estaba siendo victima de un secuestro o "levantón". De inmediato se implementó un operativo conjunto entre las policías municipal, ministerial, estatal y federal.

Los sicarios lanzaron dos granadas, de las cuales solo una de activó provocando la muerte de los dos ministeriales.

Jesús Torres Charles, Procurador de Justicia en el Estado, lamentó los hechos donde dos agentes de la Policía Ministerial fueron asesinados.

"En este momento lo que están viendo es un reacomodo de las fuerzas criminales que hay en este país", comentó, "una violencia que resurge en esta región del Estado provocada por los hechos que han ocurrido en Chihuahua y Sinaloa".

El funcionario aseguró que nuevamente Coahuila, particularmente Torreón, y Durango serán objeto de disputas por los propios grupos del crimen organizado.