París.- Francia y Rusia cerraron hoy un acuerdo para "la cooperación en la modernización" que permitirá a Rusia por primera vez el comercio con derechos de emisiones de CO2 recogido en el Protocolo de Kyoto, según anunciaron sus mandatarios al término de un encuentro intergubernamental en Rambouillet, cerca de París.

La industria energética francesa, por su parte, obtendrá un mayor acceso a las fuentes de energía rusas y a los conductos de gas que abastecen a Europa occidental.
París.- Francia y Rusia cerraron hoy un acuerdo para "la cooperación en la modernización" que permitirá a Rusia por primera vez el comercio con derechos de emisiones de CO2 recogido en el Protocolo de Kyoto, según anunciaron sus mandatarios al término de un encuentro intergubernamental en Rambouillet, cerca de París.

La industria energética francesa, por su parte, obtendrá un mayor acceso a las fuentes de energía rusas y a los conductos de gas que abastecen a Europa occidental.

Asimismo el fabricante de vehículos francés Renault apoyará las actualización tecnológica del fabricante ruso Lada AutoVAZ. "Hemos logrado un éxito", dijo el primer ministro ruso, Vladimir Putin. No obstante, aún están abiertas "conversaciones difíciles en el ámbito nuclear", añadió.

El acuerdo de BNP Paribas con la petrolera ruso británica TNK-BP sobre el comercio con derechos de emisión fue considerado como determinante para la protección medioambiental.

La entidad francesa financiará las instalaciones del yacimiento petrolífero Samotlor en los Urales para emplear el fuel que hasta ahora era simplemente quemado. Esto reducirá las emisiones de CO2 y permitirá al mismo tiempo el comercio con derechos de emisiones.

Sin embargo, el acuerdo de momento no es vinculante. Las negociaciones siguen en marcha.

Putin destacó tras la reunión las inversiones de Renault en la planta de Lada en Togliatti que permitirá a los franceses mantener su participación de alrededor de un 25 por ciento en AutoVaz. El fabricante ruso necesita un aumento de capital de 1.300 millones de euros (1.935 millones de dólares), después del colapso de la industria automovilística rusa.

Renault destinará 300 millones de euros (unos 450 millones de dólares) a tecnologías punteras, dijo Putin. Con la firma del protocolo en adelante se fabricarán en Togliatti coches de la marca Lada, Renault y Nissan inspirados en el Dacia Logan desarrollado por Renault. Además la filial de Renault, Nissan, fomentará la producción de automóviles en el este de Siberia.

El primer ministro francés, Fran+ois Fillon, subrayó por su parte, la participación de un diez por ciento del grupo eléctico EDF en el proyecto ruso para la construcción del gasoducto South Stream.

A través de ese conducto fluirá a partir de 2015 gas ruso que no pasará por Ucrania y transitará del Mar Negro hasta Grecia. En la reunión no se logró convenir un acuerdo similar sobre la participación de un nueve por ciento de GDF Suez en North Stream.

Fillon y Putin ampliaron también el intercambio cultural y las limitaciones a la libre circulación de personas y de capital. Se pretende facilitar de este modo el trabajo en el otro país respectivamente. París y Moscú crearán un espacio común para personas y mercancías, que abarca a Rusia y a toda la Unión Europea, sostuvo Fillon. En 2010 ambos países celebran la cultura del otro con numerosos actos.