West Palm Beach, Fla.- El manager de los Cardenales de San Luis Tony La Russa se declaró culpable de conducir ebrio, ocho meses después de que la policía lo encontró dormido sobre el volante de su vehículo en un semáforo y con olor a alcohol.
Tony La Russa dijo que decidió declararse culpable de un delito menor porque era lo mejor para todas las partes involucradas.

"Acepto toda la responsabilidad por mi conducta, y le aseguro a todos que aprendí una valiosa lección y que esto nunca volverá a ocurrir", dijo La Russa en un comunicado leído por su abogado David Roth. El dirigente no compareció ante el tribunal.

Como parte de su acuerdo, La Russa estará al menos seis meses en libertad condicional, pagará una multa de 678 mil 50 dólares, acudirá a recibir educación sobre los peligros de conducir bajo los efectos del alcohol, y realizará 50 horas de servicio comunitario, según comunicaron los fiscales encargados del caso.

La Russa, de 63 años de edad, fue arrestado en marzo pasado en la ciudad de Jupiter, Florida, donde los Cardenales de San Luis juegan sus partidos de pretemporada.

El manager se sometió a dos pruebas de aliento que determinaron que tenía 0.093% de alcohol, según la policía de Jupiter. El límite máximo legal para conducir en Florida es 0.08 por ciento. (AP)