Agencias
Londres.- Pete Doherty evitó la cárcel a pesar de haber admitido una serie de delitos por posesión de drogas.
El músico, de 28 años, fue condenado a cuatro meses de prisión, suspendida durante dos años, en el West London Magistrates Court tras declararse culpable de conducir ilegalmente mientras estaba en posesión de crack, heroína, ketamina y cannabis.

También será sometido a supervisión durante 18 meses y a rehabilitación obligatoria durante 12 meses, lo que implicaría un análisis de drogas dos veces por semanas.

Doherty, quien no podrá conducir durante seis meses, fue multado con 820 dólares por conducir sin cinturón de seguridad.
También deberá pagar 150 dólares por conducir un vehículo sin permiso de circulación y se le ordenó pagar 205 dólares de costos legales.

El del viernes fue un nuevo capítulo judicial para el líder del grupo Babyshambles, que lleva todo el año con problemas con la justicia