El Universal/La Jornada
MÉXICO, D.F.- Los diputados federales decidieron posponer la aprobación de la reforma fiscal hasta la próxima semana, y con ello, cancelaron la posibilidad de hacer cambios en el Paquete Económico para 2008, que se enviará al Congreso mañana sábado.
Fuentes de alto nivel de la bancada del PAN revelaron anoche que hubo una negociación para que esta semana no se aprobaran las reformas, con el fin de evitar que el factor tiempo, con límite al 8 de septiembre para la entrega del presupuesto, fuera un elemento de negociación.

Explicaron que la reforma fiscal está "casi cerrada", aunque corrió la versión de que el PAN estaría condicionando su apoyo al PRI sobre la reforma electoral, a la aprobación de la fiscal.

El dirigente nacional del PAN, Manuel Espino, se reunió con los diputados de su bancada en la Cámara de Diputados, incluyendo con el bloque de legisladores de su partido que se oponen al impuesto a la gasolina, y les pidió que ellos tomen la decisión en este asunto.

Luis Mejía, diputado federal del PAN relató que Espino se pronunció en contra el gravamen a la gasolina de 5.5%.

"Él coincidió con nuestros argumentos, dijo no a la gasolina y no a que se vayan los consejeros, él coincide con nosotros...", comentó.

Mejía vaticinó que el impuesto "no pasará" y sin el factor tiempo podrán negociar con el PRI libremente.

Los diputados federales del PAN quieren que la iniciativa del Ejecutivo quede como estaba al principio, es decir, abriendo la facultad a los estados de cobrar un impuesto local a la gasolina, pero no que el Gobierno Federal y el PAN asuman dicho gravamen.

El legislador confirmó que al menos 85 por ciento de los 207 diputados de la bancada, es decir 175 están inconformes con el impuesto a la gasolina.

Mejía dijo que en caso de aprobar el 5.5% los gobernadores serán beneficiados, pero el PAN correrá con el costo político.

A la salida del encuentro, el líder nacional del blanquiazul aseguró en entrevista que la propuesta de la gasolina es de los gobernadores.

Sobre el tema, Calderón aseguró en Nueva Zelanda que el incremento del precio de la gasolina forma parte de las propuestas que ha hecho la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago) a fin de que ellos cobren impuestos que sean federalistas.

"En materia de gasolina y diesel hago votos para que el Congreso de la Unión pondere diferentes propuestas que no generen efectos inflacionarios y que sean propuestas sensatas", dijo Calderón.

Aprueban paquete de proyectos de dictamen

A pesar de las críticas del sector empresarial y de la presión que ejerció la Secretaría de Hacienda, con el argumento de que habría una fuga de inversiones, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó el paquete de proyectos de dictamen con la reforma fiscal que considera una taza de 16 por ciento para el primer año de su reaplicación del Impuesto Empresarial a Taza Unica.

También a pesar de la rebelión interna en el PRI y el PAN, la comisión presentó un proyecto de reforma a la Ley de Coordinación Fiscal y a la Ley del IEPS, para aplicar una taza adicional de 5.5 por ciento al precio de venta final al público de gasolinas y Diesel, sóloque esos recursos no se aplicarían para inversión sino al pago de deuda y a compensar las pérdidas en participaciones de los estados y municipios. (El Universal-La Jornada)

Como han negociado las bancadas del tricolor y del Partido de la Revolución Democrática, quedarán exentos del pago del IETU - los legisladores modificaron el nombre original propuesto por Felipe Calderón - el pago de salarios, prestaciones y las aportaciones de seguridad social, así como los donativos a organizaciones sin fines de lucro, aunque se establecerá un límite a estas operaciones hasta por un 7 por ciento de la utilidad fiscal obtenida por el contribuyente en el ejercicio fiscal inmediato anterior.

Como parte del paquete de modificaciones, la comisión incluyó reformas a las leyes de Presupuesto y Orgánicas de la Administración Pública Federal, para establecer lineamientos que permitan a la Cámara de Diputados establecer un control periódico del ejercicio del gasto gubernamental, obligar al Ejecutivo a analizar un diagnóstico sobre las delegaciones relacionadas con el desarrollo social y el combate a la pobreza, así como a entregar información a la Cámara sobre las medidas de contención del gasto corriente, e inclusive obligar al gobierno federal a garantizar mecanismos que impidan el manejo electoral de programas de aplicación federal en los estados.

En el caso del proyecto de dictamen de ley del IETU, que comenzó a ser analizado por los grupos parlamentarios y cuenta con el respaldo del PRI y PRD, se señala que al incrementar la base gravable y constituirse como un impuesto de control al ISR "podrá iniciarse el camino para satisfacer los requerimientos de ingresos tributarios, necesarios para compensar la disminución por ingresos petroleros totales, así como para solventar los requerimientos de gasto público".

En el capítulo de deducciones, los legisladores aceptaron establecer un periodo de transición para que las empresas puedan acreditar los activos adquiridos hasta diciembre de 2007, y se determina que quedarán exentos del pago del impuesto no sólo las organizaciones sin fines de lucro, incluidas las escuelas publicas con ese objeto social, las operaciones de compra o venta de bienes inmuebles o muebles, así como las actividades de las sociedades cooperativas, sindicatos obreros, organismos que agrupen cámaras de comercio, agrupaciones agrícolas, colegios de profesionistas y asociaciones patronales, entre otros.

Como han negociado priístas y perredistas, se plantea gravar las operaciones en bolsa que impliquen el intercambio de acciones, para evitar que este tipo de transacciones permitan la elusión del pago del ISR.

También el proyecto de dictamen cancela la posibilidad de que los consorcios recurran al régimen de consolidación fiscal, que en la mayoría de los casos les permite evadir el pago de impuestos, de aprobarse el dictamen, así las sociedades controladoras estarán obligadas a determinar un ISR individual sobre las empresas controladas, como mecanismo específico que les permita especificar la parte de dicho gravamen que le corresponda a cada sociedad integrante del grupo, para que la puedan acreditar contra del ISR el IETU resultante a su cargo.




LOS TEMAS:

> Los ocho dictámenes de la reforma hacendaria serán analizados hasta la próxima semana.

La postura panista

* La fracción del PAN en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa de reforma que propone un aumento de 5.5% al precio de la gasolina, con lo cual se busca destrabar la reforma fiscal al asumir ese partido el costo político del incremento.

* Dicha propuesta va acompañada por otra que pretende, a cambio, la desaparición del Impuesto a la Tenencia Vehicular a partir de 2009.

* Los panistas apoyan también la propuesta del PRI sobre un nuevo régimen fiscal de Pemex con la condición de que los recursos que se obtengan por dichas modificaciones se canalicen a las necesidades más urgentes de la empresa.


La postura priísta

* Jorge Estefan Chidiac, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, adelantó que a partir del 1 de enero las tarifas eléctricas bajarían alrededor de 30% en horas pico para las industrias, para compensar el eventual incremento a la gasolina.

* También los diputados del PRI y del PRD condicionaron la reforma fiscal a que antes se apruebe la reforma electoral, pues dijeron que el PAN ha incumplido su promesa de avalar la salida de los consejeros electorales del IFE, incluyendo a su presidente, Luis Carlos Ugalde.

* Los priístas no tiene que ver con la iniciativa del PAN concerniente al incremento de la gasolina. El Revolucionario Institucional busca establecer un tope al precio de dichos hidrocarburos.

* La fracción del PRI en la Cámara de Diputados acordó también aprobar la Reforma Fiscal con algunos cambios a la propuesta del Ejecutivo como la modificación de la CETU al llamado Impuesto de Tasa Unica (ITU).


La postura perredista

* Los diputados y senadores del PRD rechazaron la propuesta de incrementar 32 centavos los precios de la gasolina para aumentar la recaudación.

* El PRD advirtió que las reformas electoral y fiscal están empatadas en tiempo, pero no en sus contenidos. Guadalupe Acosta Naranjo, secretario general del PRD, sostuvo que "no es una cosa por la otra"; es decir, que no condiciona los contenidos de la reforma fiscal a cambio de lo electoral.

* A punto de que se cumpla el plazo para que el Poder Ejecutivo entregue a la Cámara de Diputados el paquete económico para 2008, los perredistas y priístas "entrampada" la reforma fiscal y la condicionaron su aprobación a la de la reforma electoral en el Senado de la República.