Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Busca Belice ‘conectarse’ a las rutas del Tren Maya

Noticias
/ 30 septiembre 2021

CDMX.- El Gobierno de Belice está interesado en conectarse al Tren Maya, el ferrocarril turístico que está construyendo el Gobierno de México en la península de Yucatán, informó ayer la embajadora mexicana en el país caribeño, Martha Zamarripa.

“Belice busca conectarse con el Tren Maya del Gobierno del presidente (Andrés Manuel) López Obrador, según planteó el primer ministro, Johnny Briceño, al Gobierno de México”, detalló la funcionaria en redes sociales.

Briceño, de visita a México por los 200 años de su independencia, se reunió ayer con diversas autoridades mexicanas, entre ellas, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, encargado del proyecto del Tren Maya.

En la reunión se planteó la posibilidad de que el Tren Maya cruzara la frontera entre ambos países, desde Chetumal (México) hasta Santa Elena (Belice).

El Tren Maya es un proyecto prioritario del presidente López Obrador y tiene una inversión de 6 mil 294 millones de dólares para cerca de mil 554 kilómetros en los cincos estados del sureste mexicano: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

Diversas organizaciones indígenas han obtenido recursos legales para frenar de forma temporal nuevas obras en varios tramos.

Belice, enclavado en el Caribe, es uno de los tres países que comparten frontera con México, junto con Estados Unidos y Guatemala.

El primer ministro de Belice, Johnny Briceño, llegó para los festejos organizados por López Obrador por los 200 años de la independencia del país.

“Es un privilegio haber sido elegido por nuestro socio bilateral como el único jefe de Estado que asiste a la ceremonia de la consumación de la independencia de México. Estrechar lazos con México puede ser beneficioso para el comercio y la inversión”, dijo.

COMPARTE ESTA NOTICIA
TEMAS

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie