Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sopesa conversaciones directas con el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, en su iniciativa diplomática para la república islámica, según informa hoy el diario "The New York Times".
El mensaje de Obama al pueblo iraní con motivo del nuevo año persa el viernes es solamente una parte de una amplia nueva estrategia del gobierno estadounidense frente a Irán, según señala el diario hoy en base a fuentes de informaciones del gobierno estadounidense y de diplomáticos europeos.

El viernes Obama ofreció a Irán un nuevo comienzo, después de tres décadas de relaciones congeladas. Obama anunció un "nuevo día" en las relaciones bilaterales.

El presidente de Estados Unidos intenta renunciar por ahora a un enfrentamiento por los planes nucleares de Irán, según el diario.

Washington teme que las nuevas exigencia y críticas en Irán puedan tener un efecto contraproductivo en las elecciones presidenciales que tendrán lugar en junio.

Es por eso que Obama renunciará a imponer más sanciones a Irán por su férrea oposición a renunciar a enriquecer uranio. En la Casa Blanca, según el diario, se considera ahora levantar la prohibición de contactos directos entre diplomáticos estadounidenses y representantes iraníes en todo el mundo.

El "New York Times" señala que uno de los encuentros cumbre entre Estados Unidos e Irán podría tener lugar dentro de diez días, durante la conferencia de Afganistán que tendrá lugar en La Haya (Holanda).

Allí se darán cita la secretaria de Estado norteamericana Hillary así como destacados representantes de Teherán.