Notimex
México.- Asegura el nuevo estratega de las Aguilas del América que este miércoles tratará de conseguir la victoria ante Vasco da Gama de Brasil, en el juego de ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana
El ahora director técnico de Aguilas del América, el argentino Daniel Alberto Brailovsky, evitó quitarse responsabilidad y dijo que de inmediato ofrecerá buenos resultados, por lo que este miércoles tratará de conseguir la victoria ante Vasco da Gama de Brasil, en la Copa Sudamericana 2007.

"Desde el día que llegue acá sé cuales son las responsabilidades del club y sus exigencias", aseguró el estratega.

Indicó que "el señor Guillermo Cañedo White me encomendó muchas cosas que había que recuperar desde el primer momento y es lo que voy a intentar hacer. No quiero evadir la realidad, entonces no quiero decir: denme dos, tres meses ¿para qué quitarnos responsabilidades?".

El estratega sudamericano estableció que en el duelo de ida de los cuartos de final ante el conjunto "amazónico", a celebrase en el estadio Azteca, buscarán el triunfo a como dé lugar, pero teniendo un buen accionar, pues asegura que "en el América hay que jugar bien e intentar dar espectáculo".

"Buscaremos ganar con todo el respeto que me merecen, primero al futbol brasileiro, que para mí es uno de los mejores del mundo; segundo, porque el Vasco es un buen equipo, pero entendiendo que jugando de local hay que ganar a como dé lugar, intentando jugar bien al futbol".

El "Ruso" señaló que, pese a que sólo tuvo un par de días para trabajar con el equipo para el choque de mañana, están listos, aunque tuvo que cambiar algunos aspectos, como la filosofía, el parado, por lo que ahora se verá un conjunto azulcrema más ofensivo.

Respecto del torneo local, el ex jugador del América en la década de los 80 sabe que entrar a la liguilla del Apertura 2007 es difícil debido a los pocos puntos conseguidos, por lo que valoró que la temporada de este club sólo se salva siendo campeón.

Finalmente, el ex técnico de los Tiburones Rojos de Veracruz comentó que es normal que los aficionados tengan duda sobre su potencial como estratega, pues en México sólo dirigió dos veces al conjunto jarocho y sin mucha suerte, pero confía convencerlos con resultados.

"Es una prueba y una parte negativa que puede resultar positiva para mi gusto, porque me encuentro en una institución grande, porque hay un buen plantel, porque me siento capaz y lo único que me queda es demostrarlo en la cancha".