Notimex
México.- El último boleto directo a la liguilla estará en disputa entre Tuzos de Pachuca y Pumas de la UNAM que luchan codo a codo por él, en el partido más atractivo del cierre de la fecha 17 y última del Torneo Apertura 2007 del futbol mexicano.
Estos equipos definirán al último invitado directo a la "fiesta grande" en el estadio Hidalgo este domingo en punto de las 17:00 horas con arbitraje de Paul Delgadillo.

La fórmula es sencilla, si los hidalguenses quieren el boleto directo en el Grupo Uno están obligados a salir con el triunfo, pues pese a que ambos suman 23 unidades en el primer sector, la diferencia de goles favorece a los capitalinos con +13, por +1 de Tuzos.

Un empate le daría el pase directo a la liguilla a los del Pedregal y mandaría al repechaje al actual monarca, que además podrían caer hasta la décima posición y tendrían que cerrar la repesca en calidad de visitantes.

Las estadísticas favorecen a los pupilos de Enrique Meza, quien ya podrá contar con Jaime Correa que pagó su suspensión, pues acumula seis partidos sin perder ante los universitarios, con saldo de tres victorias e igual número de empates.

Además ya son seis los duelos en que Pumas no puede salir con el triunfo del Hidalgo, racha con la que esperan terminar y sumar tres puntos que los confirme en el sexto de la clasificación general, que les daría la ventaja de cerrar en casa el repechaje.

La jornada dominical dará inicio en el estadio Nemesio Diez en punto del mediodía donde Diablos Rojos de Toluca quieren amarrar el subliderato general cuando le haga los honores a Morelia que busca mejorar su posición, duelo que tendrá a Germán Arredondo como juez central.

Hace dos jornadas que los mexiquenses amarraron su pase directo a la liguilla dentro del segundo pelotón, por lo que la única meta que tienen es la de asegurar el segundo puesto de la general que ostentan con 31 unidades.

El técnico argentino José Pekerman ha aprobado su primer examen que fue el torneo regular, pero deberá corroborarlo en la liguilla que se juega muy diferente, y este partido lo puede tomar como preparación para llegar en su mejor momento.

Mientras que para los michoacanos, que ya tienen el repechaje asegurado dentro del Grupo Tres con 22 unidades, es importante para mejorar su posición en la tabla, pues en caso de ganar podrían subir hasta la sexta posición, combinado con otros resultados.

Los números, sin embargo, no favorecen a los pupilos de David Patiño, que llegó a revivir al equipo, ya que en las últimas 13 visitas a la capital toluqueña sólo han ganado un partido, a cambio de un empate y 11 descalabros.

Finalmente, Rayos del Necaxa y Tigres de la UANL cerrarán la campaña midiendo fuerzas en punto de las 14:00 horas en el estadio Victoria con Marco Antonio Rodríguez como encargado de aplicar el reglamento.

Estos equipos tuvieron una campaña decepcionante, principalmente los regiomontanos que una vez más se armaron con excelentes jugadores y con un técnico exitoso, como el argentino Américo Gallego, quien en esta ocasión sufrió un verdadero fracaso.

Lo único que les queda en esta última fecha es despedirse con un trunfo y sumar puntos que les permita tener una situación más tranquila en la tabla por el no descenso en la que se ubican en el antepenúltio escalón con 1.1429 de cociente.

Además, Tigres, último del Grupo Tres con 16 puntos, intentará conseguir su primer punto en este estadio donde nunca han sido capaz de ganar o al menos empatar, ya que acumula cuatro derrotas consecutivas.

Por su parte, los necaxistas también se despiden de una campaña en la que se aspiraba a mucho más, y que se quedó en una verdadera decepción bajo la batuta del holandés Hans Westerhof, quien según la nueva directiva se quedará a cargo para el Clausura 2008.

Será necesario que los refuerzos que arriben a la ciudad hidrocálida sean bien elegidos, porque otro mal torneo los pondría de lleno en la lucha por el no descenso.

Los Rayos, que no pierden frente a la UANL desde la fecha tres del Clausura 2005, se ubica en el quinto escalón del tercer pelotón con 17 puntos.