David Aguilar / El Universal
Cd. de México.- La unidad en Venezuela de Fomento Económico Mexicano (Femsa), la segunda embotelladora de Coca Cola más grande del mundo, denunció ayer en Caracas un "bloqueo ilegal" de 13 instalaciones por un grupo de ex contratistas, lo que afecta sus operaciones en aquel país.
Cuestionados acerca de la posible relación entre la toma de esos 13 centros de distribución en Venezuela, luego de que EL UNIVERSAL dio a conocer las declaraciones del embajador de ese país en México, Roy Chaderton, contra grupo Bimbo, voceros de Femsa dijeron que se trata sólo de una mera coincidencia.

"Nada tiene que ver el gobierno de Venezuela en esta situación que vivimos desde hace ya tiempo y es sólo una coincidencia respecto a lo que publican ustedes hoy (ayer)", dijo una fuente de la compañía en entrevista.

Femsa posee en Venezuela cuatro plantas de producción de gaseosas y otras bebidas, así como 32 centros de distribución.

Los directivos de Femsa en Venezuela denunciaron ayer en conferencia de prensa un "bloqueo ilegal" en 13 de sus instalaciones por un grupo de ex contratistas, quienes cerraron el paso a más de 8 mil trabajadores formales de la compañía; tal acto afecta operaciones, golpea un tercio de su red comercial y 43% del volumen de ventas.

El bloqueo es reralizado por ex concesionarios que desde hace cinco, 10 o 15 años no tienen relación con la empresa, dijo en la conferencia Rodrigo Anzola, director de Femsa en Venezuela.

Un cable de Reuters aseguró que los ex trabajadores acusan a la compañía de no querer negociar y ofrecer sumas "inaceptables" para sus indemnizaciones laborales; por ello decidieron emprender el bloqueo para presionar a la directiva.

"Si esta semana no llegamos a un consenso para negociar, extenderemos el bloqueo a nivel nacional", advirtió Carlos Romero, representante del Frente de ex trabajadores de Coca Cola Femsa y Polar.