Josué Rodríguez
Una alta concentración de material explosivo que sería utilizado en juegos pirotécnicos anoche pasó inadvertida para más de mil 500 personas que se congregaban durante una convención de evangélicos a un costado de la Presidencia Municipal de Piedras Negras.
Oscar Murillo Félix, director municipal de Protección Civil, reconoció que pasó inadvertida la concentración de personas, pues no se informó sobre la agenda del evento y haber tomado las medidas precautorias.

"Aunque es material explosivo para juegos pirotécnicos, no deja de representar un riesgo, por lo que al saber de la reunión de los evangélicos, se procedió a retirar el material de la bodega e instalarlo en el estacionamiento de la Presidencia Municipal, donde cada año se coloca la pólvora para detonarla durante los festejos del Grito de Independencia", dijo.

La zona fue acordonada por Protección Civil y Bomberos, mientras que trabajadores de la empresa contratada por el Municipio para colocar los juegos pirotécnicos armaban los explosivos que se harían estallar durante la noche.