Solo para que estuvieran listos, dijeron las autoridades. Foto: Internet
Animal Político
Según la vocería en San Diego, las imágenes de niños disparando corresponden a una actividad para mostrar cómo los agentes hacen frente a situaciones violentas sin hacer uso de la fuerza letal
Las imágenes publicadas este viernes por organizaciones de defensa de derechos humanos que muestran a agentes de la Patrulla Fronteriza y a niños apuntando hacia una figura que simula ser una persona son de una demostración de las herramientas que tiene este cuerpo policial de Estados Unidos para hacer cumplir la ley.

Después de que la Oficina del Comité de Amigos en San Diego, California, denunciara que los agentes alentaban o motivaban a niños a disparar contra una figura que simulaba un humano y que podría ser confundido con un migrante, la Patrulla Fronteriza explicó a Animal Político que las imágenes son de un evento público celebrado en junio pasado en donde se busca crear conciencia sobre las actividades de los agentes y su forma de actuar sin hacer uso de la fuerza letal.

Las fotos publicadas como parte de estas denuncias eran de un evento local que tiene como objetivo reunir a los miembros de la comunidad para fortalecer nuestra relación y aumentar la conciencia sobre el cumplimiento de la ley. La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, en colaboración con otras agencias policiales, participó en este evento público en junio de 2013, en donde hubo exhibiciones, demostraciones y diferentes actividades. Esta actividad específica (la de las imágenes) estaba destinada a crear conciencia acerca de las herramientas que se utilizan para aplicar la ley cuando se hace frente a situaciones violentas sin hacer uso de la fuerza letal, dijo Paul Carr, funcionario de la división de información de la Patrulla Fronteriza en el sector San Diego.

El aparato que se usó en la actividad, explicó esa agencia policial, es un dispositivo que comúnmente utilizan para lanzar pepperballs o balas de pimienta, pero que en esta ocasión se recargó con bolas rellenas de talco de bebé para que los participantes pudieran ver a dónde habían llegado sus disparos.

La Patrulla Fronteriza —que forma parte de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en ingles)— dijo que la efigie que se utilizó para la demostración se trata de un objetivo estándar que usan policías o incluso aficionados (al tiro) en Estados Unidos que está vestido con jeans lisos y una playera, vestimenta estándar para estas prácticas.

Pedro Ríos, director de la Oficina del Comité de Amigos en San Diego, California, —organización enfocada a la defensa de los derechos de los migrantes— dijo en entrevista que si bien está claro que se trata de una simulación de una práctica policial y no de un campo de entrenamiento de tiro contra migrantes, hay una falta de sensibilidad de parte de la Patrulla Fronteriza al realizar esta actividad.

¿Por qué usar un objeto que fácilmente podría relacionarse con un migrante? ¿por qué no usar otra cosa si es claro que la efigie toma la forma de un ser humano? Y a eso se suma que la actividad se realiza en la frontera, a cien metros de donde un agente de la Patrulla Fronteriza asesinó a Anastasio Hernández.

El 28 de mayo de 2010, Anastasio Hernández fue detenido en la garita de San Ysidro. Según los reportes del caso, se resistió a ser deportado, por lo que agentes lo golpearon y le dieron choques eléctricos; murió por el daño cerebral causado tres días después.

Según el defensor de derechos humanos, la actividad es una ofensa contra los migrantes y contra la queja de falta de transparencia sobre el uso de la fuerza de parte de agentes contra migrantes.


Un evento público

La Patrulla Fronteriza agregó que se enorgullece de participar en eventos que ayuden a crear conciencia acerca de sus actividades y operaciones en la frontera.

Confirmó que el evento es parte de una celebración que se realiza desde hace 10 años en la región de San Ysidro, California, para conmemorar a los agentes caídos haciendo su deber en el que se recolecta dinero para becas escolares.

El evento consiste en diferentes exposiciones de parte de los agentes de la Patrulla Fronteriza de la división a caballo, incendios y de rescate; demostraciones del equipo y vehículos utilizados en cada actividad y una carrera de 5 kilómetros conocida como Fallen Agent Memorial Run.

Nuestro llamado no es en contra del evento en una comunidad si no la forma en la que se muestra su supuesta política del uso de la fuerza cuando no hay claridad en ello y sigue habiendo muchos casos de abuso no clarificados, dijo Pedro Ríos.

Según reportes de organizaciones civiles, desde 2010 al menos 22 personas han muerto a manos de agentes de la Patrulla Fronteriza, pero hasta ahora no se tiene registro de que alguno de ellos haya sido sancionado por los hechos.

En septiembre de 2013, de la oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Interna se emitió el informe CBP Use of Force Training and Actions to Adress Use of Force Incidents, en el que se recomendó llevar un registro preciso de los incidentes en los que ha habido uso excesivo de la fuerza, pues hasta ahora, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza sólo tiene un catálogo de mala conducta, en el que incluye denuncias por uso excesivo de la fuerza, abuso de autoridad, discriminación, entre otros.


Por Tania L. Montalvo (@tanlmont) para Animal Político