LA JORNADA
México, D.F. .- Los directivos del club hablaron al equipo "de lo que estamos dispuestos a lograr en esta copa (Libertadores), que es obviamente llegar a la máxima instancia, poder estar en la final, que es una meta que tenemos muy clara", reveló Juan Carlos Mosqueda sin dar más detalles, mientras el técnico interino, Juan Antonio Luna, restó importancia al encuentro al considerarlo normal.
México, D.F. .- Los directivos del club hablaron al equipo "de lo que estamos dispuestos a lograr en esta copa (Libertadores), que es obviamente llegar a la máxima instancia, poder estar en la final, que es una meta que tenemos muy clara", reveló Juan Carlos Mosqueda sin dar más detalles, mientras el técnico interino, Juan Antonio Luna, restó importancia al encuentro al considerarlo normal.

"En el América se viene a ganar, no a empatar; se debe venir a ser campeón", declaró la víspera el dueño del equipo cuando asistió al estadio Azteca acompañado de Bauer, posible nuevo presidente del club, aunque no existe todavía un anuncio oficial al respecto.

Por otra parte, Mosqueda y Luna coincidieron en afirmar que las Aguilas irán a Brasil a mantener su planteamiento ofensivo, porque el 2-0 obtenido el jueves no asegura el pase a semifinales de la justa sudamericana.

"Lo importante era sacar ventaja. Se pudo y ahora lo más complicado será lo que viene", afirmó el More y, pese a la situación de jugar como visitantes, consideró que en Brasil tendrán que salir con la misma determinación, porque "se han hecho bien las cosas durante estos tres partidos y hay que seguir".

-¿Se siente el América con un pie en semifinales? -se le preguntó a Luna.

-No, todavía faltan 90 minutos en Brasil. Esto todavía no acaba, va a la mitad y el próximo jueves veremos la otra parte -respondió.

El timonel, quien pasó de urgencia desde la filial de Socio Aguila al primer equipo tras el cese de Rubén Omar Romano, reiteró que no tiene una varita mágica que le haya valido las tres victorias recientes.

"Tu estrategia debe estar cimentada en algo y la de nosotros es mantener el cero en la portería", afirmó.

Desde allí fundó su propuesta en la lógica del futbol: sostener orden en su defensa y completar con equilibrio ofensivo.

Sólo admitió que hizo retoques en la zaga amarilla, porque "sabíamos que el equipo tenía su potencia ofensiva, nunca la perdió, pero había perdido un poquito la defensiva".

Con un plus de suerte y ninguna lesión entre sus pupilos, Luna tiene como objetivo inmediato el duelo de regreso contra Santos y nada más, porque no hay información oficial sobre su continuidad al frente del equipo.

Sin embargo, el estratega aseguró que "ahorita lo que me interesa es esta fase de la Libertadores y lo que venga después, ya Dios dirá".

Por los jugadores, Mosqueda admitió que en Coapa se respira " un ambiente de más confianza, de alegría por los resultados que se están dando, pero sabiendo que nada se ha logrado".

Agregó que el buen paso en la justa continental "no borrará lo hecho en el torneo, pero se puede conseguir algo importante que será bueno para el país y el club".