Notimex
Ciudad del Vaticano.- El Papa Benedicto XVI hizo hoy un llamado a la solidaridad internacional para con los damnificados por el ciclón Sidr que ha dejado más de dos mil muertos en Bangladesh.
Al finalizar el rezo del Angelus ante miles de peregrinos en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el líder católico exhortó también a confiar en Jesucristo incluso en medio de tragedias naturales.

'También de frente a calamidades naturales recojamos la invitación de Jesús a afrontar los eventos cotidianos confiando en su amor providencial', sostuvo el Pontífice, quien aseguró su cercanía con quienes sufren.

'Hago un llamado -agregó- a la solidaridad internacional que ya se ha movido para hacer frente a las necesidades inmediatas, animo a poner en acto todo posible esfuerzo por socorrer a estos hermanos duramente probados'.

El jueves pasado por la noche el ciclón Sidr, de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpson de cinco, alcanzó un diámetro de 500 kilómetros y afectó especialmente a los distritos del sur y suroeste de Bangladesh, con vientos de hasta 250 kilómetros por hora.

Durante su mensaje Benedicto XVI se refirió también a la asamblea de los Estados que suscribieron la convención contra las minas antipersonales que inicia este domingo en Jordania.

Recordó que la Sede Apostólica es uno de los promotores de ese encuentro y deseó el éxito de la conferencia 'para que estas minas, que continúan sembrando víctimas entre las cuales muchos niños, sean completamente exterminadas'.