Notimex
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, pidió hoy al Congreso la aprobación de 190 mil millones de dólares para el año fiscal 2008 para cubrir los costos de la guerra en Irak y Afganistán.
Washington.- 'Sé que Irak y otras decisiones difíciles que enfrenta Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo continuará siendo una fuente de fricción con el Congreso, entre el Congreso y el presidente y en el debate público más amplio', señaló.

'Urjo al Congreso a aprobar toda la petición sobre la guerra contra el terrorismo lo más pronto posible y sin restricciones excesivas y contraproducentes', anotó Gates en una audiencia ante el Comité de Asignaciones del Senado.

El Departamento de Defensa hizo una petición inicial de 147 mil millones de dólares en febrero, en julio solicitó 5.3 mil millones de dólares adicionales y el tercero es de 42 mil millones de dólares, señaló.

Indicó que los fondos se usarán principalmente para operaciones militares, reparación y reemplazo de equipo, protección frente a explosivos improvisados, entrenamiento de las fuerzas afganas e iraquíes y protección de vehículos, entre otros.

El vocero del Pentágono, Geoff Morrell, dijo que la petición de fondos adicionales refleja las recomendaciones del general de las fuerzas estadunidenses en Irak, David Petraeus, que ha pedido una reducción en el número de soldados para julio de 2008 si la situación mejora.

Gates anunció además el envío de un equipo de investigación de cinco personas a Irak para que respondan a las preocupaciones surgidas tras el reciente incidente de la firma Blackwater que trabajaba para el Departamento de Estado que dejó 11 iraquíes muertos y varios heridos.

El subsecretario de Defensa, Gordon England, envió el martes un memorando a los comandantes en el terreno para supervisar las operaciones de los contratistas en su uso de fuerza letal y exigir un rendimiento de cuenta por sus acciones.

El Senado aprobó este miércoles por 75 votos a favor y 23 en contra una resolución impulsada por el senador demócrata Josepth Biden que limita el poder del gobierno federal iraquí en Bagdad y da mayor control a las distintas facciones étnicas.

La resolución, apoyada en un voto bipartidista en el Congreso, indica que la reconciliación política en Irak 'tiene que seguir siendo la meta primordial' entre chiítas, sunitas y kurdos, dijo el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid.