Excélsior
¿El motivo? La tendencia de la moda y la pauta que marcan los equipos europeos; sin embargo, escuadras mexicanas han optado por colores poco habituales en sus uniformes que han llamado la atención de muchos y escandalizado a otros tantos.
Necaxa, por ejemplo, provocó que más de un televidente quisiera ajustar la croma de su televisión, porque su atuendo rosa intenso, fucsia según los expertos, generó confusión entre su afición.

"Lo primero que me gusta es que se haya generado polémica. Al menos es un equipo del que se habla. Recibí felicitaciones y también críticas", aseguró el presidente del Necaxa, Javier Pérez Teuffer.


Aseguró que el llamativo uniforme se debe a la tendencia de la moda, y a un proceso de renovación.

"Era algo necesario porque tener un cambio genera polémica, opiniones y son uniformes que se empiezan a usar en Europa. Nosotros estamos para modernizar al equipo en todos los sentidos, por eso nos llamamos los Rayos, porque debemos tener electricidad y modernidad. Entendemos que hay gente que no comprende nada de vanguardia", destacó.

Orgulloso de la polémica y de lo vanguardista del diseño, Pérez Teuffer aseguró que él fue el responsable del nuevo uniforme necaxista.

"Sin duda yo decidí, es más, me hago 100 por ciento responsable de esa decisión. Son colores que llaman a la juventud y la atención de la gente, por eso estamos hablando de ello. Así que esa fue la idea. Los jugadores son como la gente, a unos les gusta, a otros no y a otros les da igual", dijo.

Por su parte Emilio Hassam Viades, defensa del equipo, compartió las bromas que se hicieron una vez que tuvieron el uniforme en sus manos.

"Depende de las combinaciones y tonos, porque igual el uniforme que usa Morelia, el amarillo con gris se ve muy feo. A lo mejor metiéndole otro tono podría levantar. A nosotros el que nos había gustado era el todo negro porque es mucho más elegante, pero esta vez sólo llevaban el blanco con rojo y éste. Ibamos a usar el blanco con rojo pero al final de cuentas el árbitro dijo que no, así que usamos ese negro con fucsia. Cuando sacaron esos uniformes todo mundo hizo comentarios de burla así como a ti sí te queda bien, como de jotos pues", relató entre risas.

Mientras que para el Morelia el drástico y fluorescente cambio ha representado mayores ganancias y satisfacción entre sus aficionados.

"Es una opción más y lo sacamos para darle un poco de variedad y opciones al aficionado. De hecho con la gente ha tenido mucha aceptación y la camiseta se ha estado vendiendo muy bien. Realmente a nosotros el que nos preocupa es el aficionado y si ellos la están comprando eso quiere decir que la aceptan.

"A mí me gusta y es novedoso porque en el verano aporta frescura, colorido y una nueva opción. Los muchachos también estaban deseosos de un cambio. Hubo una propuesta de Atlética, lo analizamos, hicimos una encuesta y así fue como lo decidimos", explicó el presidente del equipo, Alvaro Dávila.

Opinión de los expertos

Para la diseñadora de modas Lucila Ruiz, el punto es llamar la atención. "El marketing de la moda trajo cambios en las tendencias de los uniformes deportivos. Aparte venden publicidad en la ropa, y también es una forma de resaltar eso. Ya sea que se vea bien o mal, tiene mucho que ver con el punto de vista comercial".

Anota que las camisetas de los equipos venden otros productos, y además ahora se le suman nuevos tipos de aficionados-consumidores. "Por otro lado hay una contradicción, que es el público metrosexual que es un gran mercado que ve y consume el futbol. Vemos a muchos futbolistas que sacan sus marcas de ropa, o de lociones. Es otra opción visual".