El Universal
Reconoce que no son los campesinos quienes reciben la ayuda de programas
El presidente Felipe Calderón aseguró que en México algunos políticos se han enriquecido a costa de la pobreza de todos y han acumulado "verdaderas fortunas".

Advirtió que por ese motivo es el momento de que se depuren los programas públicos y el país le diga un "ya basta" a la corrupción y a la opacidad que prevalece en las finanzas públicas.

Durante la ceremonia de premiación del concurso de dibujo "Adiós a las trampas", Calderón señaló que la depuración de la policía se realiza debido a que lo que más ofende a los mexicanos es que "la transa venga del mismo gobernante, que la transa venga del mismo policía".

"¿Quién podrá defendernos?"

Y, sin mencionarlo, el Presidente recordó la frase del personaje de la televisión el Chapulín Colorado: "Si la policía está corrupta, si la policía hace transa, ahora sí que, ¿quién podrá defendernos?".

Enumeró cuatro acciones de su gobierno que se han establecido para enfrentar la corrupción de grupos delictivos que "extorsionan, roban y cobran derecho de piso" a la población en México.

De igual manera, indicó, se realiza una depuración de los cuerpos policiacos y se han establecido acciones de gobierno para transparentar el uso de los recursos públicos y los programas de gobierno en el campo, y de atención a la pobreza, para identificar aquellos que reciben presupuestos importantes y que no sirven.

Calderón explicó a más de 50 niños de primaria y secundaria, así como a directivos de la educación pública, que México libra una lucha para evitar el mal.

"Ahora que uno se asoma a ver quién se queda con el dinero de ese programa, no es ningún campesino, ni pobre, ni descalzo, ni mucho menos, sino es alguien que tiene un rancho muy, muy grande, de cientos de hectáreas, y compra camioneta nueva cada año y todavía pide más dinero", reconoció el Presidente.

"La transa nos hunde en el fango"

Indicó que la prevalencia de la corrupción y la transa en nuestro país "empobrecen la calidad educativa", que desalienta la inversión para la generación de empleos, pero también que no se vea nada "dentro de las cajas públicas" de muchos lugares de los gobiernos estatales o municipales en donde, acusó el mandatario, "hay una gran opacidad".

Eximió de esas acusaciones de corrupción al gobierno federal, en el que, aseguró el titular del Ejecutivo, existen mecanismos de transparencia para saber en qué se gasta cada peso que se recibe, además de que desde el año pasado se realiza una evaluación para saber qué programas sirven y cuáles no.

"La transa, la corrupción, nos jalan a lo más oscuro, acaban hundiendo a las personas y a las sociedades en el fango, ya no digamos el mar, el lodo de la corrupción", expuso el jefe del Ejecutivo.

Previo al inicio de que iniciara una gira por Colombia y a que se realizara el partido de futbol entre las selecciones de México y Estados Unidos -vaticinó el triunfo del equipo mexicano-, el primer mandatario aseguró que la tarea para acabar con la corrupción en el país es de todos, al denunciar y alzar la voz en contra de las prácticas deshonestas.