Notimex
Washington, EU.- La administración del presidente estadunidense Barack Obama ha decidido presentar una demanda para echar abajo la ley antiinmigrante de Arizona, reportó hoy el diario The New York Times.
La decisión confirmó la sorpresiva revelación hecha en este sentido la semana pasada en Ecuador por la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, aún cuando el tema está fuera de su competencia.

Un vocero del Departamento de Justicia dijo al diario que el asunto está aún bajo revisión, pero por separado funcionarios del gobierno señalaron que la decisión ha sido tomada y que sólo se afinan los detalles.

Indicaron que varias agencias de gobierno estaban siendo consultadas sobre la mejor forma para bloquear la ley, la cual está prevista a entrar en vigor el próximo 29 de julio.

Al menos otras cinco demandas han sido presentadas en cortes federales por varios grupos civiles que buscan una orden impidiendo la implementación de la controversial legislación en Arizona.

El rotativo apuntó que la acción legal ha sido anticipada a partir de las repetidas declaraciones de Obama contra la ley, y los temores sobre sus alcances expresados por el procurador general de Justicia, Erick Holder.

En mayo pasado, abogados del Departamento de Justicia viajaron a Phoenix para discutir con abogados de la oficina del procurador de Arizona, Terry Goddard, y de la gobernadora, Jan Brewer, sobre la posibilidad de litigación.

The New York Times indicó que sólo en contadas ocasiones el gobierno interviene en asuntos estatales y que ello conlleva un significativo riesgo político, aludiendo la polarización que en este caso ha generado la ley.

La ley le confiere a las policías locales mayor autoridad para verificar el estado migratorio de las personas detenidas en el curso de cualquier infracción.