Notimex
Managua, Nicaragua.- Los presidentes de Nicaragua, Daniel Ortega, y Honduras, Manuel Zelaya, se reunirán el lunes en la frontera común para aguardar el veredicto de la Corte Internacional de Justicia sobre el litigio por límites marítimos en el mar Caribe que sostienen ambos países, informaron ambos gobernantes.
"Hemos acordado reunirnos en la frontera del Guasaule (noroeste) y, conociendo la sentencia de la Corte (Internacional de Justicia) darnos un abrazo como hermanos centroamericanos y decirle a nuestros pueblos que llegará el día en que vamos a borrar las fronteras en Centroamérica", dijo Ortega durante un acto oficial.

Antes, Ortega había anunciado que Nicaragua respetará el fallo de la CIJ durante la ceremonia de bienvenida a su colega de Honduras, quien llegó al país para la firma de un convenio tripartito, en el que también participa El Salvador, para declarar al Golfo de Fonseca zona de paz.

"Queremos expresarle al pueblo de Honduras y a la comunidad internacional (...) que no vamos a reaccionar, a cuestionar los resultados", dijo Ortega durante la inauguración del Primer Encuentro de Cortes Internacionales y Regionales del mundo.

La CIJ se pronunciará el lunes sobre una demanda de Nicaragua contra Honduras, tras casi ocho años de alegatos de ambas partes sobre lo que consideran sus límites en el mar Caribe.

La franja marítima en disputa es zona de conflicto debido a la captura de pescadores que ambos países alegan faenan en sus aguas jurisdiccionales.

Nicaragua presentó en diciembre de 1999 una demanda contra Honduras tras la ratificación de este país de un tratado de límites marítimos en el Caribe con Colombia, denominado Ramírez-López.

Dicho Tratado reconoce que la línea limítrofe entre Honduras y Nicaragua es el paralelo 15.

Managua refuta el tratado porque, alega, la línea divisoria de su frontera con Honduras es el paralelo 17, lo que supondría 130.000 km2 más.