Notimex
El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado señala que hubo algunos consensos, dentro de los que sobresale el hecho de que Pemex debe ser transparente y tener autonomía de gestión y gobierno corporativo.
Ciudad de México.- El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) anticipó que el Congreso aprobará al final una reforma energética insuficiente, y aunque ello puede ser desalentador, podría también ser el primer paso de una reforma más ambiciosa en los próximos años.

En su publicación semanal Análisis Económico Ejecutivo, refiere que recién concluyó la primera etapa del debate que organizó el Senado de la República sobre la propuesta de reforma petrolera que envió el Poder Ejecutivo.

Esta propuesta ya ha sido duramente criticada por las diferentes fracciones políticas, manteniéndose en la mesa de discusión el tema de no a la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

"Esto es por demás cuestionable si se considera que ya se ha establecido que dicha propuesta no habla de privatizar, aun cuando se intente buscar elementos que puedan calificarse de un acto privatizador", señala.

Según expone, los especialistas que hasta el momento han participado dejaron en las mesas temas que sin duda enriquecerán la discusión de la reforma, aunque como se ha visto en los dos recientes debates, la línea que mueve a los partidos políticos es más de intereses que de ideología.

Por ello, considera, es factible esperar una reforma insuficiente al final del proceso, aunque ello, si bien puede ser desalentador, también podría ser el primer paso de una reforma más ambiciosa en los próximos años.

No obstante, debemos esperar que esto no se tome como bandera de campaña en la búsqueda de la Presidencia del país, precisa el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) .

Señala que sí hubo algunos consensos, dentro de los que sobresale el hecho de que Pemex debe ser transparente y tener autonomía de gestión y gobierno corporativo, aunque estos temas ya se habían consensuado antes de los debates, incluso la propuesta de reforma los considera.

En donde ha habido grandes diferencias, como se preveía, es en el tema de participación del capital privado en la actividad petrolera, el cual se ha relacionado con posibles cambios a la Constitución, pero esto último no está previsto en la propuesta del Ejecutivo.

Pese a ello, precisa, esta será una de las banderas que utilizarán diversos grupos políticos para evitar a toda costa la apertura del sector petrolero.

"En este sentido prevalece una actitud de nacionalismo mal entendido cuando se dice que `la Constitución no se toca'. Señores, solo basta recordar que la Carta Magna ha sido modificada 476 veces desde 1917. "No se toca?", expuso el CEESP.