Esta proteína se forma como pequeños masas en los cerebros de los pacientes con Alzheimer y los hace más vulnerables a los ataques epilépticos
Una proteína puede esta en el origen de algunas epilepsias en enfermos de Alzheimer, según científicos que trabajan en una Universidad escocesa.

Esta proteína amiloide, se forma como pequeños masas en los cerebros de los pacientes,hace más sensibles las células nerviosas y las hace más vulnerables a los ataques epilépticos, según se descubrió mediante ratones de laboratorio.

Debido a que las células sufren una especie de cortocircuito envían demasiadas señales eléctricas, explica el profesor Tibor Harkany.

Es probable que este fenómeno se produzca en las personas, por lo que tal vez haya que administrar a ciertos pacientes fármacos distintos de los habituales, opinó el equipo de científicos.

Los fármacos conocidos como inhibidores de colinestarasa impiden que la acetilcolina(neurotransmisor asociado a la memoria) se descomponga, esto sería uno de los pilares de la terapia del Alzheimer.

Lamentablemente estos fármacos tienen un efecto secundario, pueden aumentar la susceptibilidad del paciente a los ataques epilépticos.
Y a su vez, los medicamentos administrados para controlar esos ataques pueden agravar los síntomas del Alzheimer.

Esto representa un dilema para los médicos, ya que uno de cada tres pacientes de Alzheimer sufre de algún tipo de epilepsias.

Los médicos confían en que podrán descubrir nuevos fármacos con los que tratar al mismo tiempo el Alzheimer y los ataques de epilepsia cuidando que produzcan menos efectos secundarios a los pacientes.