Unviersal
México, D.F.- Julia Cruz, la mujer que ha protagonizado varias irrupciones en la Catedral Metropolitana, reapareció ayer para increpar al cardenal Norberto Rivera por los "mensajes falsos que da la iglesia, al hablar de los pobres cuando no les da nada".
Aunque la mujer fue obligada a retirarse del recinto por los propios feligreses, Armando Martínez, presidente del Colegio de Abogados Católicos de México, manifestó que existe preocupación por la integridad física del prelado, "al ver la complacencia de la policía capitalina con este tipo de hechos. Parece que no hay una verdadera intención de salvaguardar la integridad del cardenal y de los fieles", consideró.