Universal
El ex diputado local del PRD afirmó que busca registrar su nombre ante la Dirección General de Derechos de Autor con el fin de que se respete su vida privada y su familia
René Bejarano el ex diputado quien fue exhibido en un video recibiendo un portafolio con dinero de manos del empresario Carlos Ahumada acepta que solicitó ante la Dirección General de Derechos de Autor el registro de la exclusividad de su nombre e imagen, para combatir el escarnio público.

En entrevista con El Universal, quien fuera el operador político de Andrés Manuel López Obrador, precisa que acudió a la oficina de la Secretaría de Educación Pública (SEP) hace más de tres años, pero que el asunto "aunque ya es viejo, se mantiene vivo porque aún no hay respuesta".

Sería absurdo "pretender con esto que no se hable de mí, lo único que hice fue acudir pretendiendo que se respete mi vida privada, que se respete a mi familia, sin que haya escarnio, algunos medios incluso han utilizado sus espacios para ofenderme".

Bejarano Martínez pone énfasis en que en mayo-junio de 2004, a través de sus abogados, entregó un portafolio -estudio fotográfico- a dicha dirección de la SEP, pero que se le negó el registro; solicitó la revisión del asunto y hasta el momento no hay respuesta.

Sostiene que al realizar esta acción el contexto político del país era diferente al actual. Que intentó defender a su familia y su persona de "una campaña de desprestigio y golpeteo que tenía indudablemente fines de carácter político".

Señala que realizó esa solicitud a la SEP como un trámite personal, por lo que censuró que se haya difundido la información. "Independientemente del asunto periodístico, este es un asunto personal, yo no lo entregué (al reportero), seguramente fue la autoridad".

"Es un asunto que puede hacer cualquier otro ciudadano que quiere que se respete su nombre y su vida privada. pero yo no tengo responsabilidad alguna en que la autoridad no haya resuelto (sobre el registro de su nombre e imagen), no es contra la libertad de expresión, no tengo mal humor", puntualizó.

Señala que no pretendía impedir el derecho de otras personas a manifestarse sobre su persona, obtener beneficios económicos ni iniciar demandas en contra de quienes hicieron escarnio de su figura, sino, insistió, defenderse del escarnio del que, afirmó, en ese momento era objeto.

No levantará denuncias

Asentó que en diversos medios de comunicación incluso lo han ofendido. Al ser cuestionado sobre si iniciaría demandas penales en contra de cómicos o comunicadores, dijo que en su momento estaba en prisión y no fue posible, y que hoy no lo tiene contemplado.

En su edición de ayer, El Universal reveló que para tratar de detener el escarnio al que afirma haber sido sometido, principalmente en programas políticos o cómicos, René Bejarano tramitó la exclusividad de su nombre y figura ante la Secretaría de Educación Pública.

En su solicitud, Bejarano agregó que su figura siempre es identificada con traje de vestir, zapatos oscuros y un portalofio del mismo color.

Como personaje político se ubica como un líder y orador notoriamente conocido por el público, y adjuntó un par de fotografías para reforzar su petición.

Sin embargo, de acuerdo con el oficio 2-68/06 emitido por la dependencia, la petición fue rechazada con el argumento de que son legales dichas apariciones en esos programas, porque él es una figura pública: "ha sido dirigente partidista y ex funcionario del gobierno capitalino. Su solicitud fue calificada de inviable".

Por ello, Bejarano promovió un nuevo recurso ante el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, que deberá emitir un fallo en los primeros días de este mes.