La mayoría de los detenidos son naturales de Cantón, aunque al menos tres de ellos son de Xinjiang, presumiblemente uigures, según se extrae de la información.
Pekín, China.- La policía de la ciudad china de Shaoguan detuvo 15 sospechosos por los violentos incidentes entre uigures y chinos en una fábrica de juguetes de la localidad, germen de las protestas que a miles de kilómetros, en Urumqi, causaron 156 muertos, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Trece de los detenidos fueron arrestados por participar en la pelea entre trabajadores, y dos por publicar rumores en Internet que calentaron los ánimos antes de los violentos incidentes, señaló la información, citando fuentes del Buró de Seguridad Pública de Shaoguan, en la provincia de Cantón.

La mayoría de los detenidos son naturales de Cantón, aunque al menos tres de ellos son de Xinjiang, presumiblemente uigures, según se extrae de la información.

La investigación continúa en la localidad, con más de 400 policías centrados en la búsqueda de más sospechosos.

Los sangrientos incidentes del 5 de julio en Urumqi, capital regional de Xinjiang (noroeste de China), comenzaron, según informadores independientes, cuando cientos de uigures se concentraron en el centro de la ciudad para pedir una investigación sobre la violencia en Shaoguan y la detención de los culpables.

Al parecer, un falso rumor en Internet sobre la violación de una niña por parte de uigures que trabajaban en la fábrica cantonesa provocó que sus compañeros chinos (de la mayoría han) les apalearan y lincharan en sus dormitorios, un incidente en el que murieron dos personas y al menos 118 resultaron heridas, el 26 de junio.

Los uigures que se manifestaron el pasado fin de semana en Urumqi acusaban a la policía china de no actuar a tiempo en los incidentes de Shaoguan, y esta manifestación que también degeneró en violencia, con 156 muertos, 1.080 heridos y 1.434 detenidos, según las últimas cifras oficiales.