Teherán/Viena.- Irán no enviará uranio al exterior para que sea enriquecido fuera del país, aseguró hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Manuchehr Mottaki, rechazando así la propuesta negociada con la comunidad internacional.

Mottaki añadió, sin embargo, que Teherán alentará el intercambio de combustible nuclear dentro del país, según lo citó la agencia de noticias ISNA.
Teherán/Viena.- Irán no enviará uranio al exterior para que sea enriquecido fuera del país, aseguró hoy el ministro de Asuntos Exteriores, Manuchehr Mottaki, rechazando así la propuesta negociada con la comunidad internacional.

Mottaki añadió, sin embargo, que Teherán alentará el intercambio de combustible nuclear dentro del país, según lo citó la agencia de noticias ISNA.

Los cinco países con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania (el llamado grupo 5+1) habían propuesto a Irán que enviara uranio poco enriquecido a Rusia y Francia para continuar allí su procesamiento hasta el grado necesario para utilizarlo con fines científicos.

Un éxito de esa propuesta se consideraba un paso importante para aumentar la confianza en Irán, que asegura que su controvertido programa nuclear tiene fines pacíficos. Occidente sospecha, por el contrario, que oculta un programa armamentístico.

Teherán respondió en un primer momento que prefería comprar uranio enriquecido en el extranjero y conservar el material poco enriquecido en el país.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) indicó que aún no recibió de forma oficial la negativa iraní, pero fuentes de la agencia de la ONU en Viena consideraron que las palabras de Mottaki dejan "muy leves" posibilidades de un éxito del pacto.

"Nuestra primera prioridad es producir por nuestra cuenta el combustible necesario, la segunda es comprarlo, y la tercera (el intercambio con el exterior) dijimos que la evaluaríamos", explicó el jefe de la diplomacia iraní.

"No nos dejaremos limitar sólo por que ellos (las potencias mundiales) quieran concretar la tercera opción", sostuvo Mottaki.

Una propuesta alternativa del director del OIEA, Mohammed el Baradei, estipula que el uranio no sea enviado a Rusia, sino a Turquía.