Notimex
Tuxtla Gutiérrez.- El proceso de evaluación de daños en la zona norte del estado no se ha podido concluir por las inundaciones en la cuenca del río Grijalva, entre las presas Malpaso y Peñitas, reportó la Secretaría de Finanzas del estado.
El titular de esa dependencia, Samuel Toledo Córdova, explicó que no ha pasado el fenómeno, y por ello ha habido algunos problemas de interpretación de las reglas de operación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), lo cual se ha superado de manera paulatina.

"Entramos a una paradoja muy grande, puesto que las reglas del Fonden determinan un plazo de 30 días para cuantificar daños y eso no se ha podido cumplir, porque el nivel de agua del río Grijalva no ha descendido", apuntó.

Derivado de las evaluaciones al sector agropecuario e infraestructura por los frentes fríos dos y cuatro, se tiene una cuantificación de dos mil millones de pesos, de los cuales al estado le corresponde aporta 964 millones de pesos.

"La noticia dura para nosotros es que los vamos a aportar de los tres mil 300 millones de pesos que teníamos de la federación por la reforma fiscal, eso es lo que ya debemos al Fonden y lo tenemos que ir cubriendo", detalló.

El funcionario estatal refirió que para el Fonden la contingencia no había sido natural sino inducida por el proceso de liberación del tapón, luego del desgajamiento del cerro en la comunidad Juan de Grijalva, municipio de Ostuacán.

Sin embargo, "hemos ido adaptando las reglas de operación a la realidad. Lo cierto es que no podemos estar cuantificando como están establecidas las reglas, sino buscando los mecanismos para atender los problemas causados por la inundación".