Ecuador.- Tropas de Ecuador recuperaron el martes los restos de dos guerrilleros de las FARC que murieron en un ataque militar colombiano contra un campamento ubicado en territorio ecuatoriano, de donde ya habían sido evacuados otros 20 cadáveres, según fuentes militares ecuatorianas.
Los restos, además de pertrechos como fusiles, fueron transportados en un helicóptero Súper Puma del Ejército desde Angostura, un inhóspito punto selvático de la provincia de Sucumbíos (capital Lago Agrio), donde miembros de las FARC tenían una base.

"En total han sido localizados 22 cadáveres, de los cuales 20 -quince hombres y cinco mujeres- fueron llevados a Quito el lunes", dijo a la AFP un alto oficial, que pidió no ser identificado.

Sostuvo que no se descarta "encontrar otros muertos. Los equipos de combate están peinando el área ante la posibilidad de que guerrilleros hayan logrado escapar del ataque del sábado".

"El balance por ahora es de 22 muertos, cuyos cadáveres ya fueron recuperados, y tres mujeres heridas (incluida una mexicana) que son atendidas en el hospital militar en Quito", agregó.

Colombia reportó 17 guerrilleros muertos, entre ellos el número dos de las FARC, Raúl Reyes, cuyo cuerpo y el de uno de sus lugartenientes fueron tomados por las tropas colombianas tras el bombardeo.

Bogotá también informó sobre un soldado fallecido.

El ejército ecuatoriano localizó además unos 35 fusiles, una ametralladora, antenas parabólicas, generadores de electricidad, una pequeña refrigeradora y otros materiales como granadas, explosivos, uniformes, toldos y mochilas.

La incursión militar de Colombia hizo estallar una crisis diplomática entre ambas naciones, que derivó en la ruptura de relaciones por parte de Quito y la movilización de tropas hacia la frontera con ese país.